•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Ni la intercesión de su hijo del mismo nombre, con quien conversó por primera vez en mucho tiempo, hizo que Roberto Barberena Mendoza --mejor conocido como payaso “Pipo”-- desistiera de no mediar con su expareja Walkiria Gaitán, y, por el contrario, prefirió seguir con el juicio donde la Fiscalía le imputa tres delitos.

Barberena dijo que no mediaría por la noticia publicada por El Nuevo Diario, hace dos días, bajo el título “Mediación salva a ‘Pipo’”, porque aseguró que su expareja le estaría haciendo exigencias “irrisorias”.

“Vamos a ir a juicio para demostrar mi inocencia”, dijo “Pipo” horas antes de que se reanudara el juicio, donde ayer volvió a llorar ante el judicial, cuando la psicóloga forense María Elena Espinoza hizo referencia de los relatos de sus menores hijos.

Dictámenes incriminan a “Pipo”

Un dictamen forense elaborado por una junta de psicólogas del Instituto de Medicina Legal, IML, revela que Walkiria Gaitán y los hijos que procreó con “Pipo” vivieron episodios de violencia por parte del payaso.

La forense María Elena Espinoza dijo al juez Cuarto Distrito Penal de Violencia, que Gaitán y sus dos hijos presentan episodios de violencia intrafamiliar generada por la adicción alcohólica de “Pipo”.

Una niña piensa en su madre

La niña de 13 años al brindar su testimonio ante la psicóloga Espinoza reveló tener un fuerte sentimiento de miedo, al relatar que cuando estaba en la escuela se preguntaba: ¿Cómo estará mi mamá? ¿Por qué hace esto mi papá?

El temor de que algo malo estuviera sucediendo a su progenitora surgió en la niña luego de presenciar cómo su padre tiró en la cama a su mamá y la prensó con las piernas, refirió la forense.

“Hay daño a la integridad psíquica por violencia intrafamiliar indirecta”, dijo la psicóloga, quien agregó que la causa principal de la violencia en el hogar de “Pipo” es su adición alcohólica.

Donald Díaz Orozco, abogado defensor de “Pipo”, “bombardeó” con decenas de preguntas a la forense con el propósito de establecer que el daño psicológico en las víctimas es por la separación de la pareja, pero la profesional reafirmó que el mismo está asociado con la violencia en el hogar.