•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Director de la Real Academia de la Lengua Española, José Manuel Blecua, en entrevista con El Nuevo Diario, explica que los últimos tres siglos, marcados por la existencia de la RAE, han impactado inmensamente al español, pues gracias a los trabajos de esa instancia, fonéticamente nuestro idioma no ha sufrido grandes cambios.

También se refirió al resurgir del voseo, fenómeno lingüístico que constituye una marca del español de Nicaragua y que compartimos con otros países.

Tras concluir el Congreso Internacional de la Lengua Española celebrado en Panamá, Blecua se encuentra en Nicaragua, donde esta mañana recibirá un homenaje en la Asamblea Nacional.

Falló pronóstico de Menéndez Pidal

“Es interesante ver la fuerza que tiene el voseo, cuando Ramón Menéndez Pidal decía que desaparecería en 50 años; sin embargo, se ha visto que ha pasado lo contrario y cada vez tiene más pervivencia gracias a los jóvenes que están unidos al voseo. También cuenta el hecho de que ocupa zonas muy distintas geográficamente y con estructuras gramaticales diferentes de concordancia y en el fondo están en juego las señas de identidad del español de América”, aseveró.

Medios, agentes de creación lingüística

El académico también hizo énfasis en cómo con el paso del tiempo el galicismo, que parecía insustituible en nuestra lengua, cedió ante el anglicismo. Además, en el campo morfológico advierte mayor riqueza de creación en morfología léxica porque hay procesos de renovación.

Para Blecua, los medios de comunicación han tenido mucha importancia en esa creación, porque al buscar que la noticia llame la atención del oyente o del lector, recurren al empleo de recursos originales desde la lingüística. También dijo que si tuviera que señalar un fenómeno, es la aparición de la lengua técnica y científica en los medios de comunicación “normales y corrientes”.

Importancia de las Academias

En sus 300 años de historia, uno de los grandes aciertos de la RAE ha sido descentralizarse y expandirse hacia América, porque antes de ello los españoles nombraban americanos académicos pero para Madrid.

“La aparición de las Academias a partir de 1871 en Colombia ha permitido que las distintas variantes del español americano estén incorporadas en todas nuestras publicaciones”, enfatizó.

Según Blecua, ahora hacen proyectos coordinados y desde la Ortografía de 1999 todas las Academias son corresponsables del mismo texto y lo que buscan son procedimientos centrales no marcados, para construir obras sin predominio ni preferencias.

En cuanto a la Academia Nicaragüense de la Lengua Española, dijo que ha estado activa y ha tenido participación directa en las últimas publicaciones del español, al punto de que su presidente, Francisco Arellano Oviedo, fue coordinador para Centroamérica y Panamá en cuanto al trabajo para la nueva gramática.

Con gran satisfacción Blecua afirmó que ya está terminada la red informática que une a todas las Academias, así que cuando alguien tenga una duda se la podrán resolver en diez minutos, a diferencia de antes, que para hacerlo podían tardar hasta cuatro meses, por el intercambio de cartas entre Madrid y América.

Más allá de una gramática normativa

Esa inclusión de América también incidió para que la gramática dejara de ser meramente normativa y “lo que ha ocurrido es que al comenzar los estudios descriptivos se ha visto que ciertos fenómenos que la normativa condenaba estaban presentes en los grandes escritores de todo el mundo, como Octavio Paz, Gabriel García Márquez, entonces no se puede condenar”.

Blecua también dijo que “quizás lo que ha ocurrido es que tenemos descripciones más acertadas, la nueva gramática tiene 2,000 títulos de fondo para buscar los ejemplos, se ha afinado el análisis, y el español americano que estaba abandonado completamente ahora es uno de los fondos fundamentales”.

Con esos cambios se ha desplazado el centro de interés y se llegó a una gramática más científica y menos aplicada, sin embargo, el director de la RAE dijo que “es indudable que lo que no puede pasar es que no haya normas para que los profesores enseñen a los niños. Los maestros deben tener las reglas muy claras para poder transmitir los conocimientos”.

El español en la era de los “chats”

José Manuel Blecua dijo que ese señalamiento de que estas formas inherentes a la comunicación moderna atentan contra el español, se pueden equiparar con lo que pasaba con el lenguaje telegráfico.

“Se decía que con el telégrafo se iba a dañar la sintaxis del español, y ahora vemos que se acabó el telegrama y no ha pasado absolutamente nada en el idioma. Además, la Edad Media está llena de abreviaturas, hasta el siglo XVII los documentos de los escribanos son ininteligibles, y el español ha sobrevivido a todo eso”, aclaró.

Finalmente el señor Blecua dijo: “La lengua es muy resistente, capaz de vencer dificultades gigantes y esto es una anécdota que está ocurriendo en la lengua contemporánea, pero no es un fenómeno importante, podría ser y yo se lo concedo que en unos 30 años la gente escriba “xq”, pero no creo que esto con una alfabetización normal y corriente y con una ortografía escolar no pueda solucionarse”.