Mercedes Sequeira
  •   Chontales, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A pocos días que se conmemore el Día de los Fieles Difuntos, el comercio formal e informal inició esta semana a ofrecer las famosas coronas y arreglos florales que se utilizan para adornar las tumbas.

Cada año los comerciantes se instalan en el centro de la ciudad y en las afueras del cementerio, donde ofrecen flores y coronas a las personas que dedican el día para recordar a sus familiares fallecidos.

La joven señora Teresa Machado, originaria de Tecolostote, se instaló en los alrededores de la Catedral de Juigalpa, donde ofrece coronas y floreros, esperando “con la fe en Dios, venderlas antes del 2 de noviembre”, Día de los Difuntos.

“Tengo más de 12 (años) de venir a vender a Juigalpa. Todos los años me va muy bien y en esta oportunidad estoy segura de que venderé las coronas”, dijo Teresa Machado, quien hasta el mediodía del lunes no había logrado vender ni una sola corona.

Los precios

Este año las coronas y arreglos forales se ofertan en 80, 90, 100 y hasta en 120 córdobas, pero, según Machado, con tal de mover el producto tienen pensado ofrecer precios especiales a quienes lleven más de un arreglo.

Dora Picado es una mujer que supera los 50 años de edad y comenta que anualmente aprovecha esta fecha para ganar algo de dinero, ya que el resto del tiempo en Tecolostote no cuenta con un empleo estable.