•   Chontales, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Monte, basura y un enorme charco se apreciaban la mañana de ayer en el hogar de la menor, originaria de Juigalpa, que el sábado se convirtió en la sexta víctima mortal de la leptospirosis en el país en lo que va de 2013.

Según la doctora Carla Rothshuch, directora del centro de salud de la ciudad, han atendido cinco casos de leptospirosis en niños y adolescentes, pero que de la pequeña no se enteraron. “Estamos esperando que la familia retorne a Juigalpa”, dijo al ser consultada sobre el caso.

No obstante, desde ayer las autoridades de Salud movilizaron a las brigadas sanitarias para atender a los vecinos de la casa de la pequeña, ubicada en el barrio “Carlos Núñez”, con el objetivo de medicarlos y orientarles las medidas de prevención de la enfermedad, entre ellas la limpieza de sus hogares.

La directora del centro de salud instó a la población a mantener la higiene y cuidar que los niños no jueguen descalzos en las charcas, ya que se pueden contaminar.

Vecinos consternados

La familia de la fallecida no se encontraba en la vivienda, pues los funerales de la pequeña se realizaron ayer, en Diriomo.

Juan Artiles, uno de los vecinos, se mostró sorprendido al enterarse de la muerte de la niña e indicó que sabía que estaba enferma, pero “no sabía de qué”.

Contó que la niña presentaba fiebre y vómitos, y que sus padres la llevaron de emergencia al Hospital Asunción, de Juigalpa, donde estuvo bajo observación, pero que después la despacharon para su casa, con tratamiento.

Agregó que en esos días la abuelita de la niña murió en Managua, y por eso ella viajó con sus padres “y fue ahí cuando se agravó más y fue llevada a un hospital capitalino, donde falleció”.

Hay ratones

“Aquí dos veces el Ministerio de Salud ha fumigado. Ayer (domingo) hicieron una limpieza completa. Dengue sí se ha registrado. Dos chavalas estuvieron con dengue; pero por leptopirosis, nunca se había visto, hasta ahora. En el barrio hay buen aseo, los patios están limpios… la niña ya iba enferma a Managua”, añadió Artiles.

El vecino reconoció que en su casa hay ratones pequeños, pero “lo normal”.