•  |
  •  |
  • END

REDACCION CENTRAL

Ernesto Martínez Tiffer, presidente de la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL), deberá explicar la triangulación que se está haciendo con los recursos de esa empresa estatal --acción reconocida por Edwin Castro, jefe de bancada del FSLN en la Asamblea Nacional--, y que beneficia directamente a Caruna, cooperativa financiera vinculada al partido Frente Sandinista.

El presidente Daniel Ortega ha defendido a toda costa, en los últimos meses, que la cooperación venezolana no genera deuda pública, porque supuestamente se canaliza a través de medios privados al margen del Presupuesto General de la República.

Uno de estos medios es la Caja de Crédito Rural, mejor conocida como Alba-Caruna, una cooperativa sandinista que ha servido para canalizar fondos venezolanos a programas gubernamentales que hasta ahora nadie ha fiscalizado.

Una investigación del programa televisivo Esta Semana, dirigido por el periodista Carlos Fernando Chamorro, reveló documentos que comprueban que dinero del Presupuesto está siendo transferido hacia Alba-Caruna.

El mecanismo
El año pasado, en medio del alza en los precios del petróleo, el gobierno decidió congelar la tarifa de energía a los usuarios.

Tal decisión provocó un déficit en las cuentas de Unión Fenosa, que obligó al gobierno a establecer un mecanismo de subsidio para garantizar la operación de las plantas de generación el Estado, administradas por ENEL.

El gobierno aseguró que cubriría el déficit de Fenosa con fondos de la cooperación venezolana, para mantener el suministro de combustible a las generadoras.

El pasado 19 de julio, el propio presidente Ortega oficializó la promesa de que el financiamiento a las generadoras sería cubierto por la cooperación venezolana.

Sin embargo, tres semanas antes, el Ejecutivo había solicitado a la Asamblea Nacional una partida de 388 millones de córdobas, producto de la renegociación de los Cenis, para pagar el combustible que ENEL le había comprado a Petronic para generar energía.

El pasado 30 de junio, los diputados del PLC y del FSLN aprobaron una reforma urgente al Presupuesto, que incluía una partida de 388 millones de córdobas para ENEL.

Sin embargo, el diputado Carlos Langrand, del movimiento “Vamos con Eduardo”, aseguró que el Ejecutivo presentó la reforma al presupuesto con carácter de urgencia para ocultar el pago de la deuda de ENEL a Petronic vía presupuesto.

Para el economista Adolfo Acevedo, el proyecto de ley enviado a la Asamblea tenía varias inconsistencias.

“Lo que uno asume de la lectura de la justificación de la Ley de Reforma Presupuestaria es que éste es un subsidio a Unión Fenosa para cubrir el rezago tarifario. Pero cuando te vas al texto de la Ley, ya no te menciona rezago tarifario. Lo que dice el texto de la Ley es que esos 388 millones son para el pago de deudas de ENEL, no dice con quién”, dijo Acevedo a Esta Semana.

Quedan al descubierto
El verdadero propósito de los fondos se aclaró oficialmente tres meses más tarde, cuando el Ministerio de Hacienda publicó un acuerdo ministerial que registró una deuda entre ENEL y Petronic de más de 800 millones de córdobas, como resultado del congelamiento de la tarifa de energía, y el subsidio a Unión Fenosa.

En el acuerdo ministerial, Hacienda registra los 388 millones de córdobas aprobados por la Asamblea Nacional en junio como deuda pública, en un reconocimiento implícito de que la ayuda venezolana a Nicaragua sí está endeudando al país.

“Es decir, que la deuda que ENEL tiene con Petronic no lo manifestaron cuando se hizo la reforma. Debió haberse avisado, comunicado, que existía una deuda con Petronic, para que así, de una forma transparente pudiéramos estudiar a qué se debe, si había subsidios de por medio, si se refería a compras de combustible a Petronic, pero esa información no la teníamos”, reconoció el diputado Langrand.

Edwin Castro, jefe de la bancada Sandinista en el Parlamento, insiste que la partida de 388 millones sufraga parte de un millonario subsidio al sector energético.

“¿Te acordás cuando la Asamblea decidió que las utilidades de la generadora hidroeléctrica se usaran para pagar su subsidio? Igual fue esto. Recordémonos que fue en el momento que estaba más alto el precio del combustible, y para no aumentar la tarifa se decidió frenar, entonces esto es ya precisamente una triangulación que Unión Fenosa subsidió hacia ENEL, que le debía, para que ENEL con esa plata pagara el combustible”, admitió el jefe de bancada sandinista.

La farsa
El diputado Langrand reaccionó sorprendido. “Hoy me doy cuenta de que todos los subsidios los pagamos los nicaragüenses. El que vende agua helada, el que vende cigarrillos”, dijo.

La deuda pública fue confirmada el jueves pasado cuando el ministro de Energía y Minas, Emilio Rappaccioli reveló que el adeudo de ENEL con Petronic se estaba trasladando directamente a Caruna.

“La deuda que antes tenía ENEL con Petronic se está trasladando a Caruna. ¿Estamos claros? En condiciones que le van a permitir a Gegsa (ENEL) que vaya poco a poco abonando a eso”, dijo.

“Yo lo que sabía es que estaba subvencionando Gegsa e Hidrogesa al resto del sector energético”, reacción Francisco Aguirre Sacasa, Presidente de la Comisión Económica de la Asamblea Nacional.

“Eso es lo que nos permitió o le permitió al Gobierno manejar tarifas relativamente bajas y reducir los apagones, yo sabía que eso era el resultado de un crédito que le había dado Petronic a ENEL, y que la plata que nosotros aprobamos con los 20 millones iba para Petronic…, hasta ahí es que yo entiendo”, agregó.

El diputado sandinista Wálmaro Gutiérrez aseguró que en la Asamblea Nacional desconocían que existiera una relación directa entre ENEL y Caruna.

“De dos cosas tengo conocimiento: uno que aprovisioné 388 millones de córdobas para pagar deudas de ENEL, y un decreto presidencial que te dice que esos 388 millones de córdobas son para honrar deudas que tiene ENEL con el único proveedor que le da combustible fiado que es Petronic. Esas son las dos realidades que nosotros conocemos en la asamblea nacional”, sentenció.

Castro tampoco pudo explicar la aparición de Caruna en el proceso de pago de deudas de ENEL.

“No sé qué tiene que ver ENEL con Caruna. Yo no conozco las operaciones de ENEL, no soy gerente de ENEL, entonces todas esas preguntas habría que preguntarle al gerente de ENEL, no sé nada de Caruna. Esa es una financiera”, insistió.

La evidencia
Sin embargo, documentos obtenidos por Esta Semana confirman que ENEL le paga directamente a Caruna la deuda que tiene con Petronic.

El memorando DPT 530708, de la Dirección de Presupuesto y Tesorería de la Empresa Nicaragüense de Electricidad confirma que existe un convenio secreto para traspasar la deuda de ENEL con Petronic a Caruna.

El pasado 22 de julio, el Ing. Álvaro René Pineda, Director de Presupuesto y Tesorería, le instruyó al Departamento de Tesorería emitir dos cheques a favor de Caruna.

“De acuerdo a la comunicación telefónica de Alba Caruna, por este medio, le instruyo emitir dos cheques, uno por C$ 10,000.000.00 y el otro por C$ 16,626,876, equivalentes a US$ 1,371,000.00, al tipo de cambio C$19.4215 en concepto de abono a deuda que teníamos con la Empresa Nicaragüense de Petróleo, por suministro de combustible a la Planta Las Brisas y Planta Managua, la cual paso a Alba Caruna”, se lee en el documento.

El pago efectuado a Caruna en julio de este año por un monto de US$ 1,371,000.00 corresponde 6 facturas de Petronic emitidas con fechas entre el 11 y 17 de agosto del 2007.

De acuerdo a los documentos en poder del programa Esta Semana, pagos similares se realizaron en agosto de este año. Según fuentes del gobierno, los cheques fueron emitidos cumpliendo instrucciones del Tesorero General de la República, Juan José Montoya.

En todos los casos, los fondos a favor de Caruna salen de una cuenta de ENEL en el Banco de la Producción, en concepto de abono a deuda que ENEL tenía con Petronic y que pasó a Caruna, por suministro de combustible a las plantas Managua y Las Brisas.

A pesar de que el cheque está a nombre de Caruna, que es una institución privada, el comprobante de pago original es recibido en el Ministerio de Hacienda, una entidad pública que nada tiene que ver con Caruna.

Para el economista Adolfo Acevedo, el traslado de fondos de ENEL a Caruna deja más preguntas que respuestas.

¿Ayuda es para el pueblo o para Ortega?
Langrand tiene sus reservas. “De tal manera, que todo lo que diga el gobierno, ahora es puesto en tela de duda. Tal vez las intenciones puedan ser buenas, pero ésta la gran nebulosa. ¿A quién beneficia la cooperación venezolana? ¿A Daniel Ortega o a los nicaragüenses?”, cuestionó Acevedo.

Sin embargo, Gutiérrez sostiene que los órganos fiscalizadores deben iniciar una investigación para determinar si existe o no una triangulación de fondos entre ENEL, Petronic y Caruna.

Al final, lo único claro es que Caruna, que es una institución privada relacionada con el FSLN, está recibiendo fondos del Presupuesto General de la República, sin tener que rendirle cuentas a nadie sobre el uso de esos fondos millonarios.

En junio de este año, EL NUEVO DIARIO reveló que la empresa Alba Petróleo de Nicaragua S.A. (Albanisa) había sido desplazada por Alba-Caruna para administrar la cooperación con la factura petrolera que Venezuela concede a Nicaragua, y que financia proyectos sociales al gobierno, los que son ejecutados por empresas ligadas a altos funcionarios públicos que, a la vez, son miembros de la jerarquía del gobernante FSLN.

Petronic paga de contado la importación de cada barril de petróleo que recibe de PDVSA. Pero por disposición de Venezuela y de Nicaragua, Petronic, en lugar de pagar directamente a PDVSA, paga la mitad de esta factura petrolera a los Fondos Alba --25 por ciento mancomunados entre Bolivia, Venezuela, Cuba y Nicaragua, todos miembros del Alba--; y a los Fondos Alba-Caruna --25 por ciento--.

De este 25 por ciento es que salieron los préstamos a ENEL y que ahora son pagados con el Presupuesto General de la República.