•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Cámara Nicaragüense de Plantas Exportadoras de Carne Bovina, Canicarne, insistió ayer en que las plantas procesadoras pagan el mejor precio del mercado por el ganado, rechazando así los reclamos que algunos ganaderos hacen a las industrias.

Según Onel Pérez, director ejecutivo de Canicarne, los precios en la compra del ganado han tenido una tendencia ascendente.

“Este año vemos que el precio en canal caliente ha venido subiendo progresivamente, desde un nivel de C$75 por kilo, en abril, hasta llegar a C$83 en julio, para luego estabilizarse alrededor de C$78 en el presente”, aseguró Pérez.

Pérez dijo que “el precio lo van fijando los grandes vendedores y los grandes compradores, los grandes actores como Brasil y Estados Unidos, precios que, como en el caso de la carne industrial, ha tenido una caída sostenida en los últimos meses”.

“Los mataderos se han dejado llevar por la oferta y la demanda (para fijar el precio del ganado), y nosotros exigimos que no sea así, sino de acuerdo con el movimiento del precio internacional”, manifestó por su parte Enrique Aragón, presidente de la Asociación de Ganaderos de Camoapa, Asogacam.

Los precios que pagan las plantas industriales por el ganado que procesan es nuevamente el centro de discrepancias entre ganaderos y procesadores de carne.

La Federación de Ganaderos de Nicaragua, Faganic, y la Asociación de Ganaderos de Camoapa, Asogacam, dijeron ayer que están listos para una Asamblea que reunirá mañana a unos 3,000 ganaderos en Camoapa, para abordar el tema.

Gobierno y Cosep

Según los ganaderos, las plantas industriales les pagan menos, porque se están dejando llevar por la oferta y la demanda para establecer el precio del ganado.

El sector ganadero demanda que se tomen en cuenta precios internacionales como los de El Salvador, Honduras y Costa Rica, donde --según ellos-- el kilo de carne en canal caliente tiene un valor de US$3.5, mientras que en Nicaragua es de unos C$78, es decir, US$3.06.