•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los vendedores de pólvora que tradicionalmente se instalan cerca de la antigua Desmotadora Gurdián, y a lo largo de la Avenida “Pedro Aráuz Palacios”, en León, recibieron capacitación sobre las medidas preventivas básicas que deben adoptar para garantizar su seguridad al momento de manipular y de almacenar los productos explosivos.

La comisionada Lucrecia Munguía, responsable de la Dirección de Armas y Explosivos, DAEN, de la Policía destacó que desde hace 12 años en la localidad no se registra ningún incidente lamentable ocasionado por la inadecuada manipulación de la pólvora, y advirtió que para mantener el buen suceso desarrollarán operativos de control de venta ilegal de pólvora.

En ese sentido Claudia González, miembro de la Asociación de Vendedores Históricos Tradicionales de Pólvora, dijo que solicitaron a la Policía y a la Dirección General de Bomberos, que regulen las ventas improvisadas de explosivos en pulperías, casas particulares y mercados, y la que comercian de manera ambulante durante la temporada de fiestas de fin de año, que inician con la celebración de la Purísima.

“Estamos afianzando los conocimientos y poniendo en práctica las recomendaciones”, detalló Munguía tras afirmar que como parte de los operativos preventivos decomisarán la pólvora que sea vendida sin autorización.

El 10 de noviembre se entregan los lotes para la instalación de los negocios de venta de pólvora a los 22 comerciantes de León, así como a dos comerciantes en Achuapa, dos en La Paz Centro y a tres comerciantes de Malpaisillo, El Sauce y Telica, respectivamente.

 

Pirotecnias en áreas rurales

De acuerdo con la comisionada Lucrecia Munguía, después de los hechos lamentables ocurridos hace más de cinco años cuando explotó un taller de pirotecnia y murieron dos personas, se procedió a reubicar a las empresas pirotécnicas fuera del casco urbano. En León existen 17 fábricas y tres bodegas de almacenamiento, dos en la cabecera departamental y una en Nagarote.