•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A pocas horas de la celebración de la fiesta de Halloween o noche de brujas, un juez de Managua rechazó la acusación que la Fiscalía formuló contra la pastora de la iglesia “Ministerio de Abundancia”, Gloria Murillo Meléndez, a quien varias mujeres la señalan de haberlas sometido a trato inhumano.

Según las denunciantes, el maltrato lo llevó a cabo Murillo, bajo el argumento de que solo de esa manera les podría sacar el demonio.

Las denunciantes también señalaron que con ritos que ahora consideran satánicos, las mantenía dominadas, con el objetivo de que se dejaran maltratar y hasta las hacía que inconscientemente le entregaran su dinero y sus bienes.

El juez Octavo Local Penal de Managua, Celso Urbina, rechazó la acusación formulada por el Ministerio Público, argumentado que la misma no establece la fecha, tiempo y modo en que ocurrieron los hechos denunciados por seis mujeres y dos de sus menores hijos.

Solo en dos de las denuncias que rolan en la acusación fiscal se señala el tiempo aproximado de la ocurrencia de los hechos denunciados y se explica cómo sucedieron, señaló el juez Urbina al emitir su resolución.

La decisión del judicial hizo que dos de las denunciantes no pudieran evitar las lágrimas.

“Es injusto que hayan rechazado la acusación, porque en mi denuncia está la fecha en que fui golpeada en el estómago y recibí siete latigazos, además de que me metieron la mano en la vagina”, dijo una de las afectadas.

Otra de las mujeres presuntamente afectada aseguró que ella y su menor hija también fueron azotadas por la pastora Murillo, porque supuestamente solo de esa manera les podría sacar el demonio de sus cuerpos.

La fiscal auxiliar Martha Sánchez dijo que el Ministerio Público hará un análisis jurídico de la decisión tomada por el juez, y si como resultado del mismo llegan a la conclusión de que el judicial tiene la razón, reformularán la acusación y la presentarán nuevamente.

Gloria Murillo Meléndez intentó esquivar la presencia de los periodistas y no respondió ninguna de las preguntas que estos le formularon al salir del Complejo Judicial Central de Managua, pese a que la decisión del juez le fue favorable.