•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Alrededor de 500 reos que ya cumplieron sus condenas o que están presos por delitos menos graves, pero que por falta de un abogado que gestione su excarcelación, siguen presos, pero esperan ser liberados antes de que concluya el año 2013.

Así lo dijo este viernes monseñor Luis Amado Peña, Vicario de la Pastoral Penitenciaria de la Arquidiócesis de Managua, y quien coordina un proyecto que impulsa la Corte Suprema de Justicia, CSJ, con la Unan-Managua para este tipo de reos.

Monseñor Peña explicó que el proyecto iniciado hace cinco meses tiene como propósito que muchos reos que permanecen en prisión porque no tienen para pagar un abogado privado, puedan reintegrarse a sus hogares y a la sociedad. El religioso también se mostró inconforme por el hecho de que reos “capturados con media libra o unas cuantas onzas de marihuana siguen presos, pero otros grandotes al poco tiempo quedan libres”.

Reclamos de familiares

Monseñor Peña también se refirió a los reclamos de los reos y familiares que por el hecho de haber caído presos por delitos de narcotráfico, las autoridades del Ministerio de Gobernación les retrasan el cumplimiento de sus órdenes de libertad.

El vicario de la Pastoral Penitenciaria justificó esta situación manifestando que eso sucede porque en el pasado "se sacaba a los grandotes" con órdenes de libertad aparentemente emitidas de manera anómala.

Por su parte, el subprocurador de Derechos Humanos, Adolfo Jarquín Ortel, aunque admitió que la revisión de las órdenes de libertad en los casos de los reos condenados por narcotráfico es una violación a sus derechos, dijo que esta situación se produce por situaciones irregulares “acontecidas en el pasado”.