•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El gas metano derivado de la basura acumulada en el vertedero municipal La Joya, no representará más un peligro para los habitantes de la zona ni para las personas que llegan a recolectar desechos, pues la Alcaldía de Granada está instalando doce chimeneas, con el propósito de quemar y controlar este hidrocarburo.

El director de Servicios Municipales de la comuna granadina, William Martínez, explicó que este gas produce dolor de cabeza, vómitos, mareos y afectación en el sistema nervioso del ser humano. Pero además tiene consecuencias negativas para nuestro planeta, ya que como gas de efecto invernadero, contribuye al calentamiento global.

“Este trabajo lo estamos realizando para que el gas metano no quede disperso en el entorno, ya que afecta la salud de la población cercana... Hasta el momento llevamos seis chimeneas instaladas, de un total de doce”, manifestó. La inversión se está efectuando con el 5% de las transferencias del Gobierno central, dinero que está destinado para el sector de medio ambiente.

80 toneladas diarias

El funcionario señaló que a diario La Joya recibe unas 80 toneladas de desechos sólidos provenientes de los domicilios granadinos, de las calles, del mercado municipal y de las empresas. Esta basura es recogida en seis camiones que cubren diez rutas en todo el municipio.

La instalación de estas chimeneas es un trabajo que por primera vez, después de varias administraciones, se realiza en La Joya, según indicó Martínez, quien agregó que ya pusieron a funcionar un tractor para el tendido y compactación de la basura en otra área del basurero.

 

Recomiendan aprovechamiento

La semana pasada, un nutrido grupo de especialistas en biogás se reunieron en La Gran Sultana para conversar sobre las experiencias del aprovechamiento del gas metano. Recomendaron utilizar los desechos orgánicos, como el estiércol de ganado, para generar energía limpia y no depender de la energía eléctrica.