•   Waspam, RAAN  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Alcantarillas colapsadas, puentes afectados y la vía troncal que une al Caribe Norte con el Pacífico completamente desbaratada, ha dejado el período lluvioso en esta lejana región caribeña.

Alberto González, delegado regional del Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI, para la RAAN, dijo que uno los corredores más afectados es la vía Bilwi-Waspam, que está por colapsar.

“Una comisión que visitó recientemente la zona levantó la información desde el terreno y la presentará en Managua, para buscar los fondos y darle la rehabilitación necesaria”, refirió el funcionario, tras reconocer que debe hacerse casi una rehabilitación completa en ese corredor, estimando para ello una inversión de C$6.5 millones.

Los transportistas que transitan por esta vía se auxilian entre sí para poder llegar a sus destinos, otros no llegan, pues los camiones de doble eje que se usan para viajar a esta zona, se quiebran por el mal estado de la carretera.

Bonanza aislada

Ayer a primeras horas de la mañana el tráfico fue interrumpido, entre Rosita y Bonanza, luego de que un camión y un cabezal quedaron atascados en un atolladero que se ubica en el sector de Españolina.

El transportista Pablo Emilio Flores pidió a las autoridades del MTI atender y priorizar las vías caribeñas.

Los viajeros tienen que transbordar buses para poder llegar a destino, mientras se espera la maquinaria del MTI para parchar el pegadero.

Otro de los corredores severamente afectados por las lluvias, que se han intensificado en las últimas semanas, es Siuna–Wani, en la vía a Waslala, donde se forman inmensas lagunas.

Exiguo presupuesto

Se calcula que entre Río Blanco-Prinzapolka-Triángulo Minero, Bilwi y Waspam, existen unos 650 kilómetros de carretera de macadán, para los cuales se destinó un presupuesto de poco más de C$86 millones, monto que según una fuente especializada del MTI, apenas alcanza para dar mantenimiento a unos 130 kilómetros.