•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El próximo miércoles, los diputados enviarán a una Comisión Especial Constitucional la propuesta de reformas a la Constitución introducida por la bancada del Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN, y que contempla elegir con mayoría relativa de votos al presidente de la República, un cargo para el que ya no habría límite de reelección.

El coordinador de la bancada del FSLN, Edwin Castro, declaró ayer que mañana lunes, en una reunión de Junta Directiva de la Asamblea Nacional, se conformará la Comisión Especial Constitucional que dictaminará la propuesta de reforma a 39 artículos de la Carta Magna.

El miércoles, agregó Castro, la iniciativa será presentada ante los diputados en una sesión plenaria, para pasarla a la Comisión Especial Constitucional.

Castro explicó que esa Comisión estará integrada por cuatro diputados del FSLN, dos del Partido Liberal Independiente, PLI, y uno del Partido Liberal Constitucionalista, PLC.

El proyecto, además de proponer elegir al presidente de la República con mayoría relativa de votos y sin límite para su reelección, también plantea que los militares activos podrán ocupar cargos en el Estado, cuando exista una situación de interés supremo de la nación.

021113 reforma

Además, extiende a cinco años el período de los alcaldes, vicealcaldes y concejales, e indica que los diputados que cambien de opción electoral perderán su escaño, entre otros temas.

La primera secretaria de la Asamblea Nacional, Alba Palacios (FSLN), dijo ayer que esperan que las reformas constitucionales sean aprobadas en primera legislatura a más tardar en diciembre.

PLI con las manos atadas

Por su parte, el diputado opositor de la Bancada Democrática Nicaragüense, BDN, Eliseo Núñez Morales, manifestó que no podrán proponer modificaciones a la iniciativa de reforma constitucional, porque no cuentan con el mínimo de 31 legisladores que exige la ley.

La BDN tiene 24 miembros, recordó Núñez Morales. También hay tres diputados independientes, más dos del PLC, y el FSLN cuenta con una mayoría de 62 diputados, suficientes para aprobar las reformas en las dos legislaturas, la primera este año y la siguiente en 2014.

Cláusula de salvaguardia

Por otro lado, el proyecto de reforma a la Carta Magna confirma como propios los nuevos territorios que la Corte Internacional de Justicia reconoció a Nicaragua en dos sentencias.

Al respecto, el experto en derecho internacional, Norman Miranda, recomendó que en la reforma constitucional se deje una “cláusula de salvaguardia de contingencia de futuro”, para dejar abierta la posibilidad de extender más el territorio marítimo nicaragüense.

La posición de Brenes

El arzobispo de Managua, monseñor Leopoldo Brenes, dijo ayer que las reformas constitucionales que se impulsarán en la Asamblea Nacional deben promover el bien común de los nicaragüenses.

Agregó que el tema podría ser abordado por la Conferencia Episcopal de Nicaragua en un encuentro programado para mediados de este mes.

“Siempre la Constitución va marcando las pautas en la vida de uno, por lo tanto, siempre debe estar en beneficio del bien común, y no tanto de bienes personales”, precisó.

“Yo no soy presidente de la Conferencia, pero pienso que a lo mejor en la agenda estará ese punto, porque los obispos vamos a reflexionar, yo personalmente voy a hacer las consultas con los entendidos en esa materia”, indicó Brenes.

Los tiempos

El proyecto de reformas a la Constitución sería aprobado en primera legislatura a más tardar en diciembre, y en 2014 sería ratificado en segunda legislatura.