•   La Haya  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Nicaragua calificó la construcción de una carretera por Costa Rica en paralelo al limítrofe río San Juan de "pesadilla medioambiental" en la apertura de una nueva audiencia ante la Corte Internacional de Justicia, CIJ, a la que pide medidas cautelares.

"Costa Rica se ha embarcado en la construcción de una carretera extremadamente dañina", señaló en inglés Carlos Argüello, representante de Nicaragua ante la CIJ de La Haya, y calificó dicha obra de "pesadilla medioambiental".

Argüello señaló en esta primera jornada de audiencia en la que Managua ha defendido su causa que "no se hizo ningún estudio para atenuar los daños medioambientales".

Nicaragua considera que la construcción de esta carretera, de unos 130 km, ha causado erosión y sedimentación en el río San Juan, cuya margen derecha actúa como frontera natural entre los dos países. Managua pide a la CIJ que dicte medidas cautelares para detener el vaciado de sedimentos en el río.

El gobierno de Costa Rica ha negado las acusaciones de Nicaragua y asegura que la carretera es una obra de importancia para el desarrollo económico y social de su zona norte y que no afecta al río.

La delegación mostró durante la audiencia vídeos en lo que se veían restos de grandes tubos de metal, en principio destinados a la evacuación de las aguas pero algunos de los cuales parecen haberse roto y acabado obstruyendo el río San Juan.

"Nicaragua acude a la corte para que cese este insulto a Nicaragua", dijo el estadounidense Stephen McCaffrey, letrado de la parte nicaragüense, quien denunció que el nombre que se dio a la carretera, Ruta 1856 Juan Rafael Mora Porras, era un insulto ya que se refiere a la "invasión de Nicaragua" en el siglo XIX.

"Seguir aplazando las medidas (cautelares) harán imposible que Nicaragua pueda remediar la situación", añadió el abogado y profesor de derecho a la McGeorge School of Law de la Universidad del Pacífico en Sacramento, Estados Unido, y consideró que el derecho de Nicaragua sobre su ecosistema en su territorio "está bajo un riesgo inminente de sufrir daños irreparables".

El abogado denunció la importante cantidad de sedimentos caídos en el río a consecuencia de la construcción. También señaló los importantes riesgos de deslizamientos de tierra debido a la forma en la que se construyó la carretera. "Una carretera en la que le aseguro no querría conducir", dijo. Los desplazamientos de sedimentos en el río suponen una violación al territorio de Nicaragua, según el abogado, porque el río se encuentra en territorio nicaragüense.

McCaffrey recalcó que durante la temporada de lluvias y de tormentas, la cantidad de sedimentos que se deslizará en el río será mucho más importante que actualmente. Advirtió que el río se puede transformar "en un pantano intransitable".

"La carretera está en territorio costarricense, absolutamente", aseguró Edgar Ugalde Álvarez, representante de Costa Rica ante la Corte, durante una pausa a los periodistas. No quiso comentar más la intervención nicaragüense, ya que la delegación costarricense hablará mañana miércoles.

Sobre el hecho de que los trabajos están parados en este momento, explicó que "en esa época lluviosa lógicamente cualquier trabajo de ese tipo se ve afectado".

Durante su presentación, Argüello también aseguró que las leyes de Costa Rica prohíben la construcción de una carretera de estas características y en este contexto concreto a proximidad de un río.

"Fue una emergencia, y la legislación costarricense permite en esos casos, tomar esas decisiones", señaló a este respecto Ugalde Álvarez. "Hay comunidades realmente aisladas que necesitan una vía de comunicación", explicó.

"A pesar de la sentencia de julio de 2009 [la CIJ reconoció el derecho a la libre navegación de barcos costarricenses con fines comerciales], la verdad es que los costarricenses no podemos navegar en el río. Entonces había que buscar una alternativa y el alternativa es la vía", concluyó.

Este martes se abrió la primera jornada de esta nueva audiencia, con la presentación de argumentos ante los jueces por parte de Nicaragua, a los que Costa Rica responderá el miércoles.

Los días jueves y viernes serán destinados a las réplicas de ambos países.

 

Le puede interesar: Costa Rica complicada en La Haya

                                Nicaragua pide rechazar “medidas cautelares” solicitadas por Costa Rica