•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Nicaragua calificó la carretera construida por Costa Rica, paralela al nicaragüense río San Juan, como una “pesadilla medioambiental”, en la apertura de una nueva audiencia ante la Corte Internacional de Justicia, CIJ, de La Haya, en la que el primer país pide medidas cautelares.

“Costa Rica se ha embarcado en la construcción de una carretera extremadamente dañina”, manifestó Carlos Argüello, representante de Nicaragua ante la CIJ de La Haya.

Esta es la primera jornada de audiencias de la semana, en la que Managua ha argumentado que “no se hizo ningún estudio para atenuar los daños medioambientales”.

Nicaragua considera que la construcción de esta carretera, de unos 130 kilómetros, ha causado erosión y sedimentación en el río San Juan.

La delegación mostró durante la audiencia, vídeos en los que se veían restos de grandes tubos de metal, en principio, destinados a la evacuación de las aguas, pero algunos de los cuales parecen haberse roto, y haber acabado obstruyendo el río San Juan.

“Nicaragua acude a la Corte para que cese este insulto a Nicaragua”, dijo el estadounidense Stephen McCaffrey, letrado de la parte nicaragüense, quien denunció que el nombre que se dio a la carretera, “Ruta 1856 Juan Rafael Mora Porras”, era un insulto, ya que se refiere a la “invasión de Nicaragua” en el siglo XIX.

“Seguir aplazando las medidas (cautelares) hará imposible que Nicaragua pueda remediar la situación”, agregó el abogado y profesor de derecho a la McGeorge School of Law de la Universidad del Pacífico en Sacramento, Estados Unidos.

“Una carretera en la que no querría conducir”

El abogado denunció la importante cantidad de sedimentos caídos en el río a consecuencia de su construcción. También mencionó los importantes riesgos de deslizamientos de tierra debido a la forma en la que se construyó la vía. “Una carretera en la que le aseguro no querría conducir”, dijo. Los desplazamientos de sedimentos en el río suponen una violación al territorio de Nicaragua, según el abogado.

Río se puede convertir en un pantano

McCaffrey recalcó que durante la temporada de lluvias y de tormentas, la cantidad de sedimentos que se deslizará en el río será mucho más importante que (la que se desplaza) actualmente. Advirtió que el río se puede transformar “en un pantano intransitable”.

“La carretera está en territorio costarricense, absolutamente”, aseguró Edgar Ugalde Álvarez, representante de Costa Rica ante la Corte, durante una pausa a los periodistas. No quiso comentar más la intervención nicaragüense, ya que la delegación costarricense hablará mañana miércoles.

Doctor Herdocia destaca iniciativa nica

Por su parte, el doctor Mauricio Herdocia, especialista en Derecho Internacional, valoró el hecho de que Nicaragua haya expresado la importancia de que Costa Rica le proporcione la información sobre los trabajos que se han venido realizando por la construcción de la carretera.

Además, valoró que Nicaragua haya expresado que no puede esperar hasta el final del fallo, en los últimos meses de 2014, para que Costa Rica ponga en práctica las medidas que eviten más daño por la construcción de esa carretera.

El fallo de La Haya sería a finales de 2014, y Nicaragua considera que para ese tiempo el río San Juan ya habría sufrido un “daño tremendo y catastrófico” por el sedimento y por los materiales de construcción, manifestó Herdocia.

Nicaragua rechaza intenciones ticas

Nicaragua también pidió a la Corte Internacional de Justicia que “rechace” las medidas cautelares solicitadas por Costa Rica sobre la disputa que ambos países mantienen por la soberanía en Harbour Head o Isla Calero, situada en el fronterizo río San Juan de Nicaragua. El embajador nicaragüense en La Haya, Carlos Argüello, remarcó que el Gobierno de Nicaragua “no autorizó” las obras llevadas a cabo por el encargado de las labores de dragado del río San Juan, Edén Pastora.

 

Audiencias de esta semana

El jueves y el viernes serán destinados a las réplicas de ambos países. Primero Nicaragua y después Costa Rica.