•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Decenas de pobladores del municipio de Posoltega protestaron la mañana del miércoles en las oficinas de la delegación de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal, inconformes por lo que catalogaron como “varias arbitrariedades”.

María del Carmen Vargas, habitante del reparto Bello Amanecer, expresó que canceló varios recibos y le cobraron 230 córdobas por reconexión, sin estar cortado el servicio.

Por su parte, Guillermo Acevedo manifestó que el servicio es pésimo, debido a que solo reciben tres horas diarias del vital líquido, por lo que solicitó que, así como Enacal manda los recibos a tiempo, solucione ese problema.

Joaquín Andino dijo que canceló siete recibos de agua potable, los cuales están sellados, e insólitamente la empresa se los está cobrando, “por lo que no los pagaré de nuevo”.

Un poblador del reparto Juan XXIII expresó que pagó tres recibos por el monto de 229 córdobas y le cobraron 230 córdobas por reconexión, sin estar el servicio suspendido.

María Poveda manifestó que debe un recibo y raramente Enacal le está cobrando desde el 2010 hasta el 2012 por supuesta mora.

 

Plan de corte departamental

Alfredo Huerta, administrador departamental de Enacal, dijo que existe un plan de corte a nivel departamental, debido a que la mora es grande y necesitan solucionar esa problemática.

“Ya estuvimos en los municipios de El Viejo y Corinto, ahora estamos en Posoltega. Los usuarios que tienen pendientes varios recibos, si cancelan, enviamos inmediatamente a nuestras cuadrillas a reconectarles el servicio”, aseguró.

Añadió que con la instalación de un nuevo pozo, próximamente, mejorarán el abastecimiento del vital líquido, principalmente en las zonas altas de la ciudad.