•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

“No es posible que en estos tiempos todavía estemos en la oscuridad”, expresan casi al unísono 320 personas habitantes de la comunidad rural El Coyolito, en Rivas, situación que los llevó a paralizar un proyecto de electrificación que ejecuta Enatrel en una comunidad vecina del municipio de Tola. Los quejosos aseguran que si no obtienen respuesta, cerrarán la vía a los vehículos que llegan a traer más de mil litros de leche todos los días.

En esta comunidad, ubicada a 21 kilómetros de Rivas, unas 160 familias demandan el servicio de energía eléctrica que nunca han tenido y manifiestan sentirse aislados porque en comunidades vecinas se ejecutan proyectos de electrificación.

Blanca Rayo dijo que tiene 60 años de vivir en la comunidad y siempre se ha alumbrado bajo luz de candil. “Todos los alcaldes que han pasado prometen la luz en esta comunidad y no cumplen; hasta compré un televisor, un refrigerador para guardar los alimentos, con el sueño tener energía en mi vivienda”, detalló Rayo.

Zorayda Guido expresó que tiene tres hijos y uno de sus mayores deseos es que gocen del servicio de energía eléctrica, para que puedan realizar sus tareas; asimismo manifestó que cada cuatro días invierte 40 córdobas en la compra de queroseno para el candil, más los pasajes para trasladarse hasta la ciudad de Rivas.

A caballo y en bus

“De mi casa tengo que recorrer a caballo, en carreta halada por bueyes o en carretón halado por caballo, 9 kilómetros para abordar el bus que me llevará a Rivas; por eso es necesario la energía eléctrica, porque así ya no estaría en este problema”, dijo Guido.

Yamil Pasos destacó que en la comunidad hay más de 90 productores dedicados al cultivo de arroz, sorgo, frijoles y guineo, que no sacarán su producción de no darles repuesta; también dijo que los más de mil litros de leche que se producen en esta zona no llegarán a las acopiadoras si cierran la vía.

“Es necesaria la energía eléctrica para la siembra de hortaliza con el sistema de riego; estamos cansados de escuchar en los cabildos que la electrificación está en proyecto, pero nunca realizan los programas”. señaló Pasos.

Reparación de caminos y puente

Los afectados demandan, asimismo, la reparación de nueve kilómetros de caminos, ya que según ellos en época de invierno se hacen grandes pegaderos que impiden sacar la producción de la zona.

Henry Villarreal acotó que urge la construcción de un puente en el río Grande, porque durante las lluvias la comunidad queda incomunicada y cuando hay enfermos no los pueden llevar en busca de atención médica.

Autoridades

Wil Álvarez, vocero de la Alcaldía de Rivas, al ser consultado dijo que el proyecto de electrificación en esta comunidad ya está gestionado con Enatrel.

“Con la demanda del puente, la Alcaldía este año hizo un estudio de factibilidad, el cual será presentado ante los donantes japoneses, porque su construcción es costosa; y la reparación del camino ya está contemplada en el verano del próximo año, porque ahorita el tiempo no permite hacer una reparación”, precisó el funcionario.

 

Prometen los trabajos

El martes, el alcalde de Rivas, Wilfredo López Hernández, acompañado del secretario político departamental, Alexander Cardoza y miembros de una comisión de Enatrel se reunieron con los pobladores asegurándoles que se efectuará el proyecto de electrificación, pero los protestantes permanecen en su postura y aseguran que hasta que no vean los trabajos, no suspenderán la protesta.