•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La portavoz del Gobierno, Rosario Murillo, informó ayer que la cifra de pacientes graves por dengue disminuyó a 46, pero que los casos confirmados aumentaron a 6,420. Dijo que entre las personas en situación crítica continúa Eufemia del Socorro Roblero Calero, de 30 años y con siete meses de embarazo.

Murillo afirmó que los pacientes más graves son Chelsie García Lazo, de 15 años, en el Hospital “Bertha Calderón”; Adrián Téllez, de 18 años, en el “Manolo Morales”; Stefany Hernández Sánchez, de 5 años, en el “Vélez Paiz”; Eugenia del Socorro Roblero Calero, de 30 años, en el Hospital Asunción, de Juigalpa; Natalia Matamoros de 5 años, en el hospital de Matagalpa; y Yamileth Orozco Blandón, de 36 años, también en Matagalpa.

Detalló que entre el martes y ayer confirmaron 146 casos y hospitalizaron a 1,552 personas con síntomas de dengue, más 46 con diagnóstico positivo.

Hospital rebasado

El Hospital “Alfonso Moncada Guillén” de Ocotal continúa lleno de pacientes con síntomas sospechosos de dengue. Una fuente del entorno del centro asistencial dijo que han tenido que reorganizar los espacios en las diferentes salas para dar cabida a todas las personas que se quedan en observación hasta por 5 días.

En Estelí, diez nuevos casos positivos de dengue fueron reportados en las últimas 24 por el Ministerio de Salud, solo en el municipio, con los que suman 291 los casos desde que comenzó la incidencia de la epidemia.

El doctor José Ángel Pino, delegado del Minsa para el municipio de Estelí, detalló que actualmente realizan los análisis diarios de las muestras a pacientes sospechosos de estar afectados por dengue, ya que antes las desarrollaban por semana, y luego los lunes miércoles y viernes.

Mientras tanto en Matagalpa efectivos del VI Comando Militar se integraron a la campaña de lucha contra el dengue, siendo distribuidos en los barrios periféricos de la ciudad.

El coronel José Dolores Hernández, jefe del VI Comando Militar, señaló que 20 efectivos encabezados por un médico de la unidad, se integraron a la campaña, abatizando y dando las recomendaciones necesarias para prevenir la enfermedad.


(Con la colaboración de Máximo Rugama y Francisco Mendoza)