•  |
  •  |
  • END / Canal 11

En horas de la mañana de ayer, el titular del Instituto Nicaragüense de Energía (INE), David Castillo, reconoció que efectivamente los costos en la tarifa de energía eléctrica deben bajar debido a la caída del precio del barril de búnker y anunció una tímida reducción para noviembre próximo del diez por ciento.

“Nosotros estamos proyectando una reducción del 10 por ciento (para noviembre)”, refirió Castillo, cuya decisión dijo será tomada en sesión hoy por los miembros del Consejo Directivo del INE. Pero, además, indicó que esa tendencia a la baja está basada en el supuesto de que el precio del barril de fuel oil o búnker, que es el que se utiliza para generar el 80 por ciento de la electricidad, se mantenga rondando los 60 dólares el barril.

Agregó que el INE también está tomando en consideración la entrada de los ingenios azucareros San Antonio y Monterrosa en noviembre próximo, los cuales generan hasta 60 megavatios a través del bagazo de caña (biomasa), cuyo costo de generación es mucho más barato que la producción eléctrica a través de derivados del petróleo como el búnker o el diesel.

Baja sería menos, dice INE
Castillo dijo que si hubiesen aplicado la fórmula que convinieron con el gobierno y Unión Fenosa en mayo pasado, y que está dentro del Protocolo de Entendimiento para calcular la tarifa mes a mes, entonces en noviembre próximo la reducción hubiese sido de sólo 2.89 por ciento, por lo que decidieron que sacarían una proyección para estimar una baja en la tarifa del 10 por ciento.

Según cifras que el INE reveló ayer a los periodistas, el total de desvíos tarifarios (diferencia entre el precio real y el aprobado por el INE) a favor de Fenosa a octubre de este año es de 33 millones 671 mil 176 dólares, los cuales, según Castillo terminarán de pagársele, vía tarifa, hasta en abril de 2009.

Las declaraciones del funcionario del INE surgieron después de que EL NUEVO DIARIO publicara que la tarifa debería reducirse hasta en un 24.85 por ciento, debido a que los precios del barril del búnker han retrocedido hasta los 60 dólares, costo muy similar al de octubre del año pasado, cuando se cotizaba en 61 dólares con 70 centavos.

En octubre de 2007, según los datos del ente regulador, el costo promedio del megavatio al consumidor final era de 175 dólares con 55 centavos, pero un año después se mantiene en 233 dólares con 62 centavos (58 dólares con siete centavos más caro).

Experto refuta declaraciones de Castillo
Pero para el experto en temas energéticos, Narciso Mayorga, la baja en la tarifa eléctrica debería ser más significativa, puesto que según datos del Centro Nacional de Despacho de Carga (CNDC) registran que la entrega de energía de parte de las generadoras hidroeléctricas (Centroamérica y Santa Bárbara) han aportado en septiembre de 2008 un 54.31 por ciento más que en septiembre del año pasado.

Precisó que en septiembre de 2007 la generación hidroeléctrica fue de 188 mil 383 megavatios por hora, y en septiembre pasado fue de 412 mil 383 megavatios por hora, lo que significa que en este año en relación con el anterior, esas plantas que producen la energía más barata del país generaron 224 mil megavatios (54.31 %) más que el año pasado, lo que debería significar una baja relativa en la tarifa eléctrica.

Mayorga, quien también es especialista independiente en Gerencia de Energía y Comunicación Gerencial, refirió que de acuerdo a las mismas cifras de del CNDC la importación de energía al país se redujo en septiembre de este año en comparación con el del año pasado en 23 mil 544 megavatios, y adicional a eso el consumo de diesel, que es el combustible más caro para la generación eléctrica “se ha disminuido considerablemente en comparación a 2007”.

Reducción debería ser de 30 %, dice Red
Por su parte, el coordinador de la Red Nacional de Defensa de los Consumidores, Gonzalo Salgado, coincidió con Mayorga al indicar que la reducción del diez por ciento no se ajusta a la reducción del precio internacional del petróleo y sus derivados, y si el 80 por ciento de la energía se produce de derivados y estos han bajado un 50 por ciento, “se debe entender que al bajar éste deben bajar estos costos, y por consiguiente el costo de la tarifa de luz.

“Según nuestros cálculos, la tarifa debería bajar al menos un 30 por ciento”, precisó Gonzalo, quien también comentó que al parecer la fórmula para calcular la tarifa mes a mes “es papel mojado, ya que cuando ha habido alzas el INE ha dicho que según la fórmula debió haber sido mayor, pero ahora que estiman disminución dicen que según la fórmula debió ser menor”, comentó el coordinador de la Red.

Añadió que el INE está reconociendo que el tema de la tarifa al final de cuentas queda a discrecionalidad de funcionarios y no de mecanismos técnicos e instrumentos legales, lo que para Salgado resulta atentatorio para el bolsillo de los nicaragüenses.