• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • EFE

El asesor presidencial de Nicaragua para temas ambientales, Jaime Incer Barquero, expresó hoy sus dudas en referencia a que los estudios de impacto ambiental del proyecto canal interoceánico estén listos en el plazo de un año.

"No creo que en un año puedan tener esos estudios, y sobre todo si no tienen un personal científico capacitado, que pueda realmente acertar acerca del impacto ambiental", dijo Incer Barquero a periodistas.

El canal de Nicaragua está concebido para ser más amplio que el de Panamá, uniría los océanos Pacífico y Atlántico, estaría acompañado de un oleoducto y una ruta seca, dos puertos de aguas profundas, dos aeropuertos y dos zonas francas, a un costo de 40,000 millones de dólares, según cálculos oficiales.

El mismo atravesaría el Gran Lago de Nicaragua, de 8,000 kilómetros cuadrados de extensión, con un promedio de profundidad de 13,2 metros, según datos del estatal Centro para la Investigación de los Recursos Acuáticos, CIRA.

Los miembros de una comisión de políticos y empresarios nicaragüenses que visitó China en octubre pasado para reunirse con Wang Jing, propietario de la firma concesionaria del proyecto, HKND, volvieron convencidos de que los estudios de impacto ambiental estarán concluidos en 2014.

Incer Barquero, quien es además uno de los científicos más prominentes de Nicaragua, advirtió que el país no tiene los conocimientos necesarios para realizar ese tipo de estudios en un tiempo tan corto.

"Se requiere más que entusiasmo y conocimiento, no existe (personal capacitado), y es un riesgo que la misma empresa constructora traiga a sus propios técnicos, porque ellos obviamente van a pronosticar que el asunto es factible", advirtió.

El temor de Incer Barquero es la poca información sobre un proyecto que "va a limitar mucho el uso del agua para el abastecimiento de las poblaciones", lo que se podría traducir en "pérdida de la fauna acuática y afectaciones sobre proyectos de riego".