•   Massachusetts, EE.UU.  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La organización no gubernamental pro inmigrante “Centro Presente”, en conjunto con su par “MA Trust Act”, lograron comprometer a varios alcaldes del Estado de Massachusetts como también a legisladores estatales para que apoyen la propuesta de ley “El Acta de Confianza”, la cual consiste en defender los derechos de los inmigrantes indocumentados que viven en el Estado.

Las organizaciones pro inmigrantes resaltaron el acuerdo alcanzado con los ediles de Massachusetts, los cuales se comprometieron a detener a lo inmediato las deportaciones que se están realizando en contra de las personas que están viviendo de forma irregular en las ciudades que estos representan.

También acordaron con los jefes municipales, que estos no seguirán aplicando el controversial programa federal “Comunidades Seguras”, un programa que consiste en “limpiar” las comunidades de “inmigrantes criminales”, pero según las organizaciones que defienden los derechos de los inmigrantes, ha servido para deportar a indocumentados sin antecedentes penales.

400 mil deportados

Según Patricia Monte, Directora General de “Centro Presente”, desde que se implementó el programa “Comunidades Seguras”, 34 mil indocumentados son detenidos a diario en Estados Unidos, 400 mil son deportados anualmente, de los cuales el 92 por ciento son de origen latinoamericano. Agregó que dos millones de personas han sido retornadas a sus países de origen desde que el presidente Obama tomó el poder.

Bajo sombra del miedo

“El compromiso que obtuvimos con los alcaldes y con algunos legisladores estatales, es debido a la falta de acción en el Congreso estadounidense sobre la Reforma Migratoria que se ha dejado en último plano de la agenda parlamentaria y está afectando a más de 11 millones de inmigrantes indocumentados que continuarán viviendo bajo la sombra del miedo”, declaró Montes.

La funcionaria también agregó que con el nuevo acuerdo logrado con algunos alcaldes del Estado de Massachusetts, les permitirá llevar tranquilidad a las familias indocumentadas que viven en estas ciudades, ya que podrán trabajar con tranquilidad y sin temor a ser deportados ni ser separados bruscamente de sus familias.

Por su parte el alcalde de Somerville, Joseph A. Curtatone, ciudad de Massachusetts que alberga en su mayoría a inmigrantes de todas partes de Latinoamérica, destacó que no continuará participando en el programa “Comunidades Seguras” porque no ha beneficiado a la comunidad.

“Este programa no ha hecho nada para asegurar a nuestras comunidades, más bien ha traído el miedo, este tipo de programa apoya una ley migratoria obsoleta y eso tiene que cambiar”, resaltó el alcalde.