elnuevodiario.com.ni
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El experto nicaragüense en derecho internacional Norman Miranda calificó hoy de "revés para Nicaragua" las nuevas medidas cautelares dictadas por la Corte Internacional de Justicia, CIJ, por la apertura de dos canales en el cauce del río San Juan, con lo que ese tribunal admitió una solicitud de San José.

"Es un revés para Nicaragua y Costa Rica obtuvo una ganancia de causa", señaló el jurista nicaragüense a periodistas, al hacer sus valoraciones sobre la nueva ordenanza de la CIJ.

La CIJ decidió este viernes imponer nuevas medidas cautelares según las cuales Nicaragua deberá detener cualquier obra de dragado u otras actividades en el territorio en disputa y, en particular, frenar cualquier tipo de trabajo en los dos nuevos caños.

Además, Nicaragua deberá rellenar la zanja en la playa norte del caño oriental en dos semanas a partir de hoy e informar a la Corte sobre el cumplimiento de esa exigencia en el plazo de una semana desde que se complete, con detalles y "pruebas fotográficas".

Nicaragua también tendrá que retirar del territorio en disputa a todo su personal, ya sea civil, policial o de seguridad, y evitar que acceda al lugar.

Los jueces acordaron unánimemente que las partes informen a la Corte cada tres meses sobre el cumplimiento de las medidas provisionales.

Miranda observó que la CIJ le tomó la palabra a Nicaragua sobre el ofrecimiento a reparar los daños en la zona del conflicto.

"La Corte le ha tomado la palabra a Nicaragua sobre los trabajos en esa zona, y aún cuando Nicaragua dijo que iba a hacerlo, la Corte le dio dos semanas para que lo haga y mande fotos satelitales para demostrar que lo hizo", explicó el experto.

Aún así, Miranda aclaró que esto no debe ser motivo de "pánico" respecto al juicio de Nicaragua con Costa Rica por un humedal de 2,5 hectáreas en el extremo este de la frontera, ya que la CIJ no se refirió al fondo del asunto, que es la soberanía del lugar.

El también especialista en derecho internacional y catedrático, Mauricio Herdocia, dijo, por su lado, a periodistas que la decisión de la Corte no trajo sorpresas.

"Lo que la Corte ha dictado, se esperaba. Si Nicaragua no estuviera cumpliendo de antemano con casi todas las peticiones, seguramente sí habríamos tenido algo nuevo, pero las medidas cautelares están basadas en solicitudes anteriores, y lo que manda la Corte es reparar", anotó el académico.

El gobierno de Nicaragua, a través de su representante en La Haya, Carlos Argüello, ya adelantó que cumplirá el mandato de la CIJ.

 

 

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus