•   Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Con un recorrido en lancha la tarde del viernes desde la bahía del Puerto de Corinto hacia el Puerto de Posesión de El Realejo, un grupo de devotos católicos y periodistas de Chinandega reeditaron la llegada hace 151 años de la venerada imagen de la Virgen del Trono, patrona de Nicaragua.

Fue una travesía similar a la que en 1562 realizó el español Pedro Zepeda de Ahumana, hermano de Santa Teresa de Ávila, quien se trasladaba en una embarcación procedente de España hacia el virreinato de Perú, y una fuerte tempestad lo obligó a detenerse en El Realejo.

En los archivos históricos se afirma que la adorada Patrona de Nicaragua eligió hacer morada en estas tierras, y hasta sacudió los mares para evitar ser trasladada a otro sitio.

Zepeda de Ahumada se enfermó de malaria, y al recuperarse retomó su ruta hacia Perú, pero en tres ocasiones fuertes tormentas lo obligaron a retornar, algo que entendió como una señal divina, y que la imagen había decidido quedarse para siempre en Nicaragua.

Posteriormente se dirigió a Chamulpán o Villa de la Concepción de El Viejo, y entregó la valiosa imagen a los frailes franciscanos a cargo de la parroquia. En aquel entonces, pobladores de ese lugar hicieron un trono rústico, y desde hace 151 años es venerada por fieles católicos con la Lavada de la Plata el 6 de diciembre, con la Gritería el 7 de diciembre, y la Purísima al siguiente día.

Segundo año de reedición

Para reeditar ese recorrido hecho por Zepeda de Ahumada, el 22 de noviembre del año pasado, por iniciativa de un grupo de periodistas de Chinandega junto a fieles católicos, con la aprobación de la Diócesis de Occidente, se organizó la primera travesía.

El periodista Benjamín Chávez Romero expresó que este año a la peregrinación acuática se sumaron más personas, y esta tradición quedará instaurada como un destino turístico mariano con el apoyo de autoridades locales.

Miriam Casco, católica originaria de El Viejo, se mostró emocionada por su participación en el recorrido que dejó para siempre a la imagen de la Virgen del Trono, que es muy venerada por múltiples milagros.

“Vine junto a familiares y amigos de mi municipio, porque nos sentimos orgullosos de que la imagen permanezca en nuestra tierra, donde es venerada todos los años. Esperamos que el próximo año más fieles se sumen a esta tradición; será muy alegre tener este año a Tony Meléndez, y a artistas nacionales en la serenata de la Virgen el 5 de diciembre”, dijo.

Por su parte, Sergio Miguel Jarquín, originario de El Viejo, quien participó en la travesía, expresó que el amor a la Virgen María crece cada día, porque representada por la imagen del Trono se quedó en Nicaragua.

Llegada a El Realejo

A las 4:00 p.m., decenas de feligreses católicos junto al alcalde Carlos Peña y al sacerdote Juan Carlos Castillo, del templo Santiago Apóstol, recibieron una réplica de la imagen de la Virgen del Trono, la cual recorrió durante dos horas la misma travesía que hizo Pedro Zepeda de Ahumada.

El sacerdote Castillo afirmó que a las 6:00 p.m. del viernes, el obispo de la Diócesis de Occidente, Bosco Vivas Robelo, ofició una misa en la parroquia de El Realejo, donde hubo una vigilia, y a las 12 de la noche se realizó una caminata hacia la Basílica de El Viejo, pasando por las parroquias de Guadalupe y de Santa Ana en la ciudad de Chinandega.