Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

Extraoficialmente se conoció ayer que la subametralladora UZI que fue utilizada en el robo a la Financiera Nicaragüense de Desarrollo, Findesa, ahora llamada Banco del Éxito, fue robada del vehículo de una magistrada, pero en la acusación que la Fiscalía presentó ayer en el Juzgado Tercero Penal de Audiencias contra Lenín Israel García Monterrey, alias “Gato Lenín”, no hay referencias sobre el dueño del arma.

Según el escrito acusatorio, el “Gato Lenín” supuestamente le vendió la subametralladora UZI a Danilo Antonio Gutiérrez el 13 de julio de este año, es decir, dos días después del atraco, por 200 dólares. La Fiscalía ofreció el testimonio de Gutiérrez como prueba, pero no hay detalles sobre el verdadero dueño del arma ni del registro.

El fiscal Alejandro López dijo que aún no tiene información sobre la subametralladora, pero señaló que la misma está ocupada junto a la camioneta con la que supuestamente se cometió el crimen el pasado once de julio en Findesa, vehículo que había sido robado en Villa Fontana. Las placas M113-278 que portaba el automotor también habían sido sustraídas
El fiscal López señaló que la Policía aún está investigando el caso, pero declinó dar detalles sobre las pesquisas, sin embargo extraoficialmente se conoció que las autoridades están analizando por qué el día del crimen, un empleado empezó a mandar correos electrónicos masivos para que los clientes morosos llegaran a pagar al término de la distancia.

El lunes pasado, la Policía confirmó que los asaltantes recibieron apoyo desde adentro de Findesa, de donde se llevaron dos millones 658 mil córdobas y 394 mil 66.84 dólares.


Lo reconocieron pese a pasamontañas
El escrito acusatorio que el Ministerio Público presentó ante la juez suplente Nancy Aguirre Gudiel, acusando únicamente a García, señala que éste supuestamente fue uno de los cuatro sujetos que ingresó a Findesa con la subametralladora y un pasamontañas que dejaba al descubierto los ojos, la nariz, la quijada pronunciada y la barba, elementos que habrían permitido a los testigos reconocerlo.

El abogado de García, Mario Borgen, dijo que su cliente le ha dicho que es inocente y que rechaza el robo agravado que la Policía le achaca, “haciéndolo aparecer (ante los medios de comunicación) como un delincuente de reconocida trayectoria”.

El “Gato Lenín” sí tiene trayectoria en los juzgados porque fue acusado por portación ilegal de armas en el Juzgado Cuarto Local Penal, pero ahí la acusación fue rechazada. En el Quinto Local Penal fue imputado por atentar contra la autoridad y sus agentes, pero salió bien librado gracias a una mediación.

También fue procesado por un atraco a Meco Santa Fe de Nicaragua en 2005, pero fue declarado no culpable, y tiene otra causa más “suspendida”, según datos que están en el Sistema Computarizado de los Juzgados de Managua.

Pese a los alegatos que el abogado hizo, diciendo que hubo detención ilegal, oscuridad en la acusación, de falta de elementos de prueba que vinculen a García en el robo, la autoridad judicial admitió la causa contra García Monterrey, le decretó la prisión y le programó audiencia inicial para el 27 de octubre.