•  |
  •  |
  • END

Confesando sentir miedo, el poeta Ernesto Cardenal brindó una entrevista a la periodista de CNN en Español, Carmen Aristegui, a quien le dijo que la condena judicial por injurias y calumnias es una venganza que proviene de Rosario Murillo.

Durante la entrevista trasmitida en vivo, Cardenal aseguró que en Nicaragua existe una dictadura de la pareja presidencial y de sus hijos, en alusión directa al gobierno del presidente Daniel Ortega.

Gobierno demencial
“Este gobierno que tenemos cada día es más demencial”, expresó Ernesto Cardenal.

La periodista interrumpe su alocución: “Demencial es una palabra muy fuerte para describir a un gobierno”. ¿A qué locuras se refiere?, pregunta Aristegui. Cardenal responde que “por ejemplo, ahora Rosario Murillo ha puesto a la gente de ellos en lugares públicos a estar pegando gritos, diciendo oraciones y gritando que ‘el amor es más importante que el odio’, cosas de fanatismo, locuras, pero ya no quiero decir más”. ¿Por qué?, pregunta inmediatamente la periodista.

“Porque tengo miedo de lo que me pueda pasar”. La periodista con el ceño fruncido le dice: “Pero es grave esa declaración”. “A pues me retracto de ella”, dice el poeta de 83 años.

La periodista insiste: ¿Pero qué puede temer Ernesto Cardenal, qué le puede pasar? “Cualquier cosa”, contesta. ¿Qué es cualquier cosa?, insiste Aristegui. “Pareciera esto un interrogatorio judicial”, replica el poeta Cardenal.

No quiere el exilio
Cardenal también confesó a la periodista de CNN su temor de que en cualquier momento lo puedan sentenciar a casa por cárcel. Sin embargo, aseguró que no está dispuesto a quedarse en el exilio.

“De esta dictadura todo puede esperarse”, dice Cardenal. ¿Dictadura dice?, nuevamente extrañada pregunta Aristegui. “En Nicaragua vivimos una dictadura familiar de un hombre con su mujer y sus hijos”, contesta Cardenal.

Cardenal también le explicó a Aristegui que la dictadura opera controlando todos los poderes del Estado: los poderes Ejecutivo, Electoral, Judicial, la Fiscalía. “Menos el Ejército”, dijo Cardenal, quien elogió a la institución castrense no como una de las mejores, sino como la mejor de América.

Es una venganza por decir la verdad
Ernesto Cardenal le dijo a Aristegui que las acusaciones que le hacen son por razones políticas y por venganza. “Es porque me han preguntado como usted me pregunta, y yo tengo que decir la verdad”, argumenta Cardenal.

La periodista le dijo que bien podía pagar la multa, pero para Cardenal pagar la multa de mil 025 dólares por el delito de injurias, es reconocer que es culpable de lo que se le imputa.

Daniel es buena persona
El poeta aclaró que Daniel Ortega no está detrás esa acusación. “Esta condena yo creo que Daniel ni supo que se iba hacer, está condena proviene de ella (Rosario Murillo).

“Conozco a Daniel, ha sido buena persona, no es vengativo, pero ya no digo más”, expresa Cardenal.

Antes de finalizar el programa de televisión, Cardenal se dirigió a las cámaras y dijo que quiere que todos sepan en el extranjero que en Nicaragua no hay revolución y de que el gobierno de Daniel Ortega no es un gobierno de izquierda ni sandinista.