•  |
  •  |
  • END

SAN CARLOS / RÍO SAN JUAN
Las lluvias que azotan al Pacífico de Nicaragua han provocado la crecida del Gran Lago y los ríos tributarios, produciéndose inundaciones en sus márgenes que han afectado a algunas familias, y obligado a las autoridades locales a evacuar a las que corren mayor peligro.

En un recorrido realizado por el jefe del Destacamento Militar Sur del Ejército, coronel Oswaldo Rafael Barahona, y un funcionario del Ministerio de Salud sobre el río Frío, que nace en Costa Rica y desemboca en la confluencia del lago, y el San Juan, avistaron la choza de una familia bajo las aguas e inmediatamente fue evacuada y refugiada en la Casa del Migrante, de San Carlos.

Árboles desplomados, animales domésticos, ganado y algunos cultivos anegados se observan en las riberas de los ríos que han rebasado su cauce normal, mientras en San Carlos los locales ubicados en las márgenes del lago y del río San Juan también son afectados por la crecida, que de acuerdo con los lugareños se produce con esa intensidad cada cinco años.

El coronel Barahona explicó que cuentan con un plan permanente de disposición combativa en caso de desastres naturales, y ante la crecida del torrente mantienen un monitoreo constante para salvaguardar a las familias que corren peligro por las inundaciones.

El jefe militar dijo que al momento la situación en esta región del sureste de Nicaragua no es preocupante, dado que son las frecuentes lluvias en la zona del Pacífico y del centro del país las que ocasionan la crecida del lago, y, por ende, del San Juan.