•  |
  •  |
  • END

La primera dama de la República, Rosario Murillo Zambrana, junto a varios catedráticos de la Universidad Centroamericana, UCA, descalificó anoche los resultados de la encuesta presentados por EL NUEVO DIARIO, alegando que el estudio es parte de “la guerra sucia” que llevan a cabo “los medios de incomunicación y oposición” al gobierno.

Murillo Zambrana dijo que los resultados fueron “manipulados” y que, generalmente, estas encuestas son pagadas por algunos organismos, con la clara intención de inclinar la balanza electoral a favor de determinado candidato.

“Mientras unos libran esa batalla sucia, queriendo incidir en la conciencia de los demás alterando cifras, alterando procedimientos de investigación que pueden ser un ejercicio legítimo, nosotros no incurrimos en esa guerra sucia, porque sentimos profundo respeto por los ciudadanos”, dijo Murillo.

Catedráticos respaldan acusaciones oficialistas
Por su parte, los catedráticos de la UCA, simpatizantes del gobierno y algunos que se identificaron como militantes de la causa del Frente Sandinista, respaldaron con sus explicaciones técnicas las acusaciones de Murillo Zambrana, y hasta calificaron de “irresponsables” a los “medios de prensa”, en este caso EL NUEVO DIARIO y Canal 10, por haber publicado los resultados de la encuesta.

Entre otras cosas, alegaron que la encuesta carece de los requerimientos técnicos estadísticos como la representación poblacional y el grado de confianza de la muestra.

La profesora Marcelina Castillo, diseñadora de la encuesta, descalificó su propio diseño, y como debilidad destacó el hecho de que el estudio se aplicó únicamente al sector urbano de los municipios seleccionados, dejando de fuera los sectores semiurbanos y rural.

“Una verdadera muestra debía tomar en cuenta el sector urbano y el sector rural, para que se pueda decir que el resultado representa la intención de voto de los ciudadanos de un municipio, pero solo se hizo en el sector urbano”, insistió.

Para Castillo, existe una “mala intención” en la publicación de la encuesta que ella misma diseñó. “Este resultado no tiene ninguna validez para decir que esa es la intención de voto de determinado municipio”, expresó la catedrática.

En similares términos se refirió el catedrático de la UCA, Humberto Avilés, miembro del Consejo Asesor del Foro Electoral auspiciado por EL NUEVO DIARIO, la UCA y el Canal 10, y que ayer concluyó con la presentación de los resultados del estudio que, según Avilés, nunca conoció de previo.

En 2006, cuando se realizó la encuesta sobre la intención de voto de los ciudadanos para las elecciones presidenciales, los resultados favorecieron al entonces candidato del Frente Sandinista y hoy presidente de la República, Daniel Ortega, y esto provocó el retiro de los representantes de la Cámara de Comercio de Nicaragua, como auspiciador del foro, tal como sucede hoy con los simpatizantes del FSLN.

Otra debilidad
Para la profesora Castillo, otra debilidad de la encuesta es que no se “aclara” el nivel de confianza de la encuesta.

“Otro punto que debe aclararse es que, cuando uno realiza una encuesta, el resultado representa a la muestra. Si son tres mil o cinco mil personas que se encuestan, el porcentaje de la intención de voto es de esas tres mil o cinco mil personas y no de toda la población, si no se hace una inferencia estadística y eso no se hizo”, explicó Castillo.

Perdió la paciencia
En vista que la señora Murillo Zambrana dijo que generalmente algunos organismos pagan estas encuestas, se molestó con el reportero de EL NUEVO DIARIO cuando se le consultó al profesor Humberto Avilés, qué organismo le había pagado en su calidad de miembro del Consejo Asesor del Foro Electoral, instancia que promovió la encuesta.

En un momento, Murillo Zambrano intentó obligar al reportero a retractarse de la pregunta, algo que por supuesto no ocurrió, y el profesor Avilés terminó contestando que el Foro fue financiado por el organismo danés para la cooperación, Danida.