•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El encuentro que sostendría ayer en horas de la tarde el equipo Indios del Bóer con los Gigantes de Rivas, fue suspendido por un choque ocurrido entre el bus en que se transportaban los peloteros hacia el Estadio “Yamil Ríos” y un furgón, a la altura del kilómetro 94.7 sobre la Carretera Panamericana Sur, lo que dejó a ocho jugadores con múltiples golpes, entre ellos a dos extranjeros.

Medardo Velázquez, miembro del cuerpo de apoyo del equipo Bóer, afirmó que en el bus viajaban 42 personas, y los más afectados resultaron con golpes en las manos, brazos y piernas, producto del inesperado impacto entre ambos vehículos.

Agregó que entre los golpeados figuran el manager Juan Castro, el coach Raúl Marval y los jugadores dominicanos José Campuzano y Amaury Cazaña.

También resultaron afectados los lanzadores Róger Marín, Danilo Álvarez, Oscar Chow, y el jugador Jilton Calderón. Todos fueron trasladados hacia Managua para que recibieran atención médica.

Jorge Antonio Velázquez, conductor del bus, y quien resultó con un golpe en la pierna derecha, relató que tras de ellos circulaba un furgón, cuyo conductor --cuando intentaba aventajar-- observó que en el carril contrario circulaban dos vehículos, quiso entrar nuevamente al carril, pero al frenar intempestivamente para evitar colisionar con un carretón halado por caballos, que iba adelante, chocó contra la parte trasera de la rastra.

“Era las 12 del día, íbamos con tiempo suficiente, por eso venía despacio. Además, ya había avistado al carretón que iba adelante, por eso bajé la velocidad, de lo contrario los resultados hubieses sido severos”, expreso Velázquez.

Añadió que después de la colisión, el conductor del vehículo pesado se dio a la fuga, por lo que debió perseguirlo en otro vehículo que en ese momento pasaba, y lo alcanzó en Sapoá, porque pretendía pasar el puesto fronterizo.

Se tuvo conocimiento de que el conductor del furgón es de nacionalidad guatemalteca, y fue trasladado a la delegación policial en Rivas.

Los daños materiales en la parte delantera del bus eran visibles, principalmente en el vidrio. Al sitio se hicieron presentes los agentes de tránsito, quienes determinarían con exactitud las causas del accidente, que dejó esperando a la fanaticada rivense el encuentro entre ambos equipos.