•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, decretó tres días de duelo nacional por la muerte del líder sudafricano Nelson Mandela, fallecido hoy a los 95 años, y pidió guardar un minuto de silencio por "ese gran héroe de la humanidad", a quien llamó "nuestro hermano mayor".

El mandatario nicaragüense hizo el anuncio en un acto oficial con el Ejército de Nicaragua, en la Casa de los Pueblos, en Managua, en donde leyó una carta que dirigió a su homólogo de Sudáfrica, Jacob Zuma.

"El mundo despide a un gran hombre, y afianza un mito, una leyenda, un patrimonio de África y de la humanidad", escribió el líder sandinista en la misiva, en referencia a Mandela.

"Nelson Mandela vivió cada día de su vida luchando consecuentemente por la paz, la fraternidad y la dignidad humana", señaló.

El gobernante nicaragüense dijo entender "la dimensión de la pérdida que representa" para los pueblos africanos la muerte de Mandela, de quien subrayó "ha sido su líder en las más grandes batallas".

"Sabemos que su legado prevalecerá, que su vida continuará inspirando a los seres que creemos que un mundo mejor es posible", anotó.

Ortega dijo que Nicaragua tendrá a Mandela en el corazón "como símbolo de capacidad para enfrentar los desafíos más grandes, con firmeza, determinación, alegría inamovible, y ánimo indeclinable de victorias".

Mandela, quien fue presidente de Sudáfrica entre 1994 y 1999 y premio Nobel de la Paz en 1993, falleció hoy en su domicilio de Johannesburgo, convertido en una unidad de cuidados intensivos desde que fuera trasladado del hospital de Pretoria donde estaba hospitalizado, el pasado 1 de septiembre debido a problemas pulmonares.