•   Johannesburgo  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La muerte del líder contra el apartheid y primer presidente democrático sudafricano, Nelson Mandela, el jueves, provocó una reacción unánime sin precedentes de líderes mundiales, quienes le describieron como un héroe de la justicia y de la paz que inspirará a las próximas generaciones.

El presidente estadounidense Barack Obama rindió un solemne homenaje a Madiba, un hombre “influyente, valiente y profundamente bueno” que pasó 27 años encarcelado. “Con su brava dignidad y su inquebrantable disposición para sacrificar su propia libertad por la libertad de otros, él ha transformado a Sudáfrica y nos ha conmovido a todos”, declaró desde la Casa Blanca.

La mandataria brasileña Dilma Rousseff subrayó que “el ejemplo de este gran líder guiará a todos aquellos que luchan por la justicia social y la paz en el mundo”.

“Un gigante de la justicia”, describió por su parte el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. “Muchos en el mundo han sido influenciados por su lucha a favor de la dignidad humana, la igualdad y la libertad”.

“Una gran luz se apagó”

“Una gran luz se apagó en el mundo”, aseguró el primer ministro David Cameron, quien calificó a Madiba como “una leyenda en vida, y ahora, en la muerte, un héroe en el mundo”. El primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho, admitió que Mandela “será una fuente de inspiración para las próximas generaciones”.

El jefe de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, sostuvieron que el líder sudafricano enseñó al mundo “las mayores lecciones sobre reconciliación, transición política y transformación social”.

Símbolo de la democracia

“Lamentamos profundamente la muerte de Nelson Mandela. Su legado se mantiene como nuestra guía para alcanzar la paz”, describió el mandatario de Colombia, Juan Manuel Santos, en su cuenta de Twitter.

Desde México, Enrique Peña Nieto lamentó que “la humanidad ha perdido a un luchador incansable en favor de la paz, la libertad y la igualdad”, mientras que en Ecuador, el canciller Ricardo Patiño afirmó que “el mundo llora la pérdida de Nelson Mandela”.

La argentina Cristina Kirchner alentó a convertir el legado de Madiba “en nuestra propia lucha en favor de la democracia y de los derechos humanos”. Su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, decretó tres días de duelo por la muerte de “un gigante de los pueblos”. “¡Madiba, vivirás por siempre!”, escribió en Twitter.

“Un hito insuperable”

El mandatario chileno, Sebastián Piñera, agradeció el “inmenso esfuerzo” y el “tremendo aporte” que regaló Mandela, quien “tuvo la generosidad de saber perdonar”. El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, lo definió a su vez como “un hombre que marcó en la historia mundial un hito insuperable de entrega y consecuencia”.

La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, también utilizó Twitter para reproducir una de las tantas frases que Madiba pronunció a lo largo de su vida: “La mayor gloria no es nunca caer, sino levantarse siempre”. El presidente Daniel Ortega decretó tres días de duelo en Nicaragua, mientras que el gobierno salvadoreño recordó el “enorme legado” de Mandela.

Notable capacidad de perdonar

“Mandela no es solo el padre de la democracia en Sudáfrica, es el símbolo de la democracia misma”, confesó el presidente de Haití, Michel Martelly, quien aseguró que Madiba “vive en cada uno de nosotros”.

El expresidente estadounidense George H. W. Bush rememoró que vivió “maravillado cómo Nelson Mandela tuvo la notable capacidad de perdonar a quienes fueron sus carceleros”, mientras Bill Clinton alabó al “campeón de la dignidad humana y de la libertad”.

Mandela más allá de la política

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, dijo que el líder contra el apartheid es “uno de los mayores humanistas de este tiempo”. La última vez que se vio a Mandela en público fue precisamente durante el Mundial de fútbol de 2010 que organizó Sudáfrica. “Fue un héroe para mí, un amigo y un compañero en la lucha por el pueblo y la paz del mundo”, reconoció el exastro brasileño Pelé.

“Nos enseñó a vivir”, proclamó otro héroe de la lucha antiapartheid y Premio Nobel de la Paz, Desmond Tutu. “Él ha sido un unificador desde el momento en que salió de la cárcel” en enero de 1990.

“Long Walk to Freedom”

Desde Hollywood también llegaron homenajes a Madiba, sobre quien se estrenó recientemente una nueva película basada en su vida “Long Walk to Freedom”. El actor que da vida a Mandela, Idris Elba, reveló: “Qué honor ponerme en la piel de Nelson Mandela y retratar a un hombre que desafió a las posibilidades, echó abajo barreras y lideró la lucha por los derechos humanos a los ojos de todo el mundo”.

“El mundo perdió a uno de los verdaderos gigantes del pasado siglo”, afirmó Morgan Freeman, que interpretó al líder sudafricano en la película nominada al Oscar “Invictus”, dirigida por Clint Eastwood.