Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

El Grupo de amigos de la Carta Democrática Interamericana expresó su preocupación por “las acciones y condiciones que en Nicaragua restringen seriamente los espacios democráticos, cuestionan la vigencia del Estado de derecho, disputan la existencia de un régimen plural de partidos, y envuelven con un velo de dudas el desarrollo de un proceso electoral democrático”.

En este grupo están Jimmy Carter; el ex presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Pedro Nikken; el ex presidente de Brasil, Fernando Henrique Cardoso; el Presidente de la Fundación Canadiense Para las Américas (Focal) Canadá, John Gram, y el ex primer ministro de Canadá, Joe Clark, entre otros.

“Exhortamos respetuosa y decididamente al Gobierno de Nicaragua y a las autoridades electorales y judiciales correspondientes a honrar los compromisos internacionales adoptados por el Estado de Nicaragua, y a adoptar sin demora las medidas necesarias para garantizar la vigencia del estado de derecho y el pleno ejercicio de las libertades y derechos civiles y políticos de los ciudadanos”, contiene el comunicado público.

La ex secretaria de Estado para las Relaciones Exteriores de Canadá, Barbara McDougall; el ex Presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Carlos Ayaña, entre otros miembros del Grupo de Amigos de la Carta Democrática Interamericana, invocan la Carta Democrática Interamericana firmada y ratificada por Nicaragua.

También EU
El Departamento de Estado de Estados Unidos hizo un llamado al Gobierno para que la campaña electoral esté exenta de intimidación y violencia, al tiempo que cataloga los hechos recientes como una manera de cuestionar la credibilidad de las elecciones municipales.

“Hacemos un llamado al Gobierno de Nicaragua a crear las condiciones para la celebración de unas elecciones libres y justas, al permitir que los partidos de oposición, los medios de comunicación y el pueblo de Nicaragua expresen sus puntos de vista libre y pacíficamente, otorgando a todos los partidos políticos el derecho a participar en las elecciones e invitando a grupos nacionales e internacionales creíbles a observar las elecciones”.

Y agrega: “Hemos notado los hechos recientes en Nicaragua que hacen cuestionar la credibilidad de las elecciones municipales, programadas para el 9 de noviembre, como una expresión de la voluntad del pueblo nicaragüense”, expresa un comunicado de la oficina de prensa del Departamento de Estado firmada por su vocero, Robert Wood.

Los hechos a los que se refieren son la cancelación de la personalidad jurídica del Movimiento Renovador Sandinista (MRS) y del Partido Conservador (PC), y el hostigamiento a Organizaciones No Gubernamentales (ONG) críticas al Gobierno.

En iguales términos se refirió esta semana la Unión Europea, que expresó su preocupación por el “acoso” a algunas ONG y a líderes de la sociedad civil.

La observación electoral
“Nos preocupa igualmente que el Consejo Supremo Electoral, por lo general, no ha procesado de manera oportuna las solicitudes de grupos nacionales e internacionales para observar las próximas elecciones, impidiendo por tanto que puedan realizar tal actividad”.

A menos de 20 días de las elecciones municipales, el Consejo Supremo Electoral (CSE) sólo ha acreditado como observador al Consejo de Expertos Electorales de América Latina (Ceela), a pesar de que los organismos nacionales de observación electoral Ipade y Ética y Transparencia hicieron solicitud, misma que no ha sido respondida.

El presidente Daniel Ortega ha expresado que no se precisa observadores, pues no hay mejores observadores que los fiscales de los partidos políticos.