•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Contraloría General de la República, CGR, desestimó ayer una denuncia interpuesta contra el presidente ejecutivo del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social, INSS, Roberto López, al tiempo que confirmó que los activos financieros de esa institución están “solventes”.

El presidente de la CGR, Guillermo Argüello Poessy, sin embargo, no se atrevió a opinar sobre el futuro de las finanzas del INSS.

“Sí puedo decirle que hoy en día el Instituto (Nicaragüense) de Seguridad Social es sano, hoy, (pero) no puedo atreverme a decir cómo será dentro de 20 o 30 años (…) Es una institución que hoy en día está solvente con sus obligaciones”, precisó Argüello Poessy.

El valor de los activos del INSS pasaron de C$19,374 millones en 2011 a C$20,454 millones en 2012, para un crecimiento de 5.6%, según detalla el Anuario Estadístico del 2012 y que fue presentado ayer por el contralor Poessy.

La CGR, según declaraciones de Argüello Poessy, desestimó una denuncia que en octubre del 2012 recibieron de parte de un ciudadano al que evitó identificar, por no tener los “fundamentos” necesarios para una auditoría.

INSS presenta documentación

“El denunciante denunciaba con la boca, no presentó ninguna documentación más que su dicho”, justificó Argüello Poessy.

El presidente ejecutivo del INSS, atendiendo la solicitud de la Oficina de Denuncias Ciudadanas del ente contralor, presentó los anuarios estadísticos de la institución desde el 2007 al 2013 y que validan la transparencia con la que trabaja la institución, declaró el contralor.

“Aquí están los estados financieros del INSS que hablan por sí solos”, enfatizó el contralor.

El presidente de la CGR concluyó diciendo que los informes de auditoría que analiza los estados financieros del INSS han sido aprobados por “unanimidad” por el Consejo Directivo, donde hay representantes de los trabajadores.

 

Este año

Hace un par de meses el abogado Álvaro Leiva, secretario de la Federación Democrática de Trabajadores del Servicio Público, Fedetrasep, presentó una denuncia por supuestas irregularidades y falta de información en la administración financiera del INSS.

Leiva en su denuncia adujo que el INSS no tenía nada claro en sus finanzas en el período que va del 11 de enero de 2007 al 7 de octubre de 2013.