•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Inconformes por la orden de desalojo del área de ampliación del “bypass” en León, los propietarios de los inmuebles que se encuentran a orillas de dicha carretera protestaron este miércoles, y rechazaron acatar la notificación emitida por el Ministerio del Transporte e Infraestructura, MTI.

Los quejosos protestaron frente a la Alcaldía y en las instalaciones de la delegación del MTI. En ninguna de las instituciones fueron atendidos, aunque permanecieron resguardadas por miembros de la Policía. Ninguna autoridad municipal quiso hablar de la situación.

“El ‘bypass’ no es una Carretera Panamericana, está dentro de la ciudad, y no vamos a permitir que se desarrolle esa obra de ampliación porque estamos en contra de perder parte de nuestras propiedades”, afirmó María del Pilar Mejía, propietaria del restaurante Charlie Bar-B-Q.

“Que no se burlen”

“Con el cuento de que nuestros inmuebles están construidos en el área de derecho de vía, pretenden cercenar nuestras propiedades", afirmó Mejía, tras agregar que es necesario que las autoridades escuchen sus planteamientos.

En el plantón, Eva Ivonne Medina, propietaria del restaurante Soy Nica, señaló que el MTI está actuando arbitrariamente, porque “aquí no se han presentado a conversar y a explicarnos con detalle lo que piensan ejecutar en la carretera, únicamente llegaron a nuestras propiedades a entregar una notificación”, comentó Medina.

Otro dueño de negocio que también protestó en contra de la ampliación del “bypass” fue Leila Guzmán Reyes, del restaurante Caña Brava, edificio de dos plantas que sería demolido debido a que se encuentra a escasos dos metros de la orilla de la carretera.

 

25 metros de lado a lado

El MTI notificó a los propietarios de inmuebles que la ampliación de la carretera será de 25 metros entre ambos lados, orientó desalojar las áreas de derecho de vía en los próximos 15 días, debido a que la obra de ejecución podría iniciar en enero.