•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Intercambio de disparos y persecuciones de película en dos puntos de la capital, fueron los escenarios donde ayer, a distintas horas, la Policía Nacional se enfrentó a las agrupaciones delincuenciales los “Managuas” y los “Canda”, cuyos líderes fallecieron al ingresar heridos al Hospital “Roberto Calderón”.

La primera balacera fue con los “Managuas” a eso de las 11:00 a.m., cuando ellos iban a bordo de una camioneta Tucson negra, sin placas.

La Policía tenía conocimiento de que realizarían un atraco e iniciaron a perseguirlos en Metrocentro, pero al llegar a Reparto San Juan los sospechosos detectaron a los agentes y empezaron a intercambiar disparos, hasta que fueron neutralizados frente a la Plaza La Biblia.

Banda peligrosa

“Esta es una banda peligrosa, es la fusión de dos bandas a las que se les ha dado supervisión y control desde hace un mes; ellos tienen (en su haber) al menos 12 casos de robos con intimidación en diferentes puntos de la capital, y varios tienen antecedentes delictivos”, declaró la primera comisionada Aminta Granera, directora de la Policía Nacional, quien se presentó al lugar.

“Se les hace el alto, y la camioneta Tucson choca a la patrulla, los agentes disparan a las llantas del vehículo de los sospechosos y se origina un intercambio de disparos, donde resultan dos delincuentes heridos, un fallecido y uno detenido”, agregó la primera comisionada.

Identificados

El fallecido es Noel Moisés Arróliga Somarriba, de 28 años, y quien recibió dos impactos de bala en el tórax; era el supuesto jefe de la agrupación que operaba con vestimentas similares a las de la Policía Nacional.

Los heridos son Carlos Alberto Martínez Amador, de 36 años, quien tiene una herida de bala en la espalda, y Carlos José Gómez, de 21, herido en una de las piernas. Estos permanecen con custodia policial en el Hospital “Roberto Calderón”.

Adonis de Jesús Picado Hernández, de 21 años, quien conducía el vehículo, resultó ileso y está detenido en la Dirección de Auxilio Judicial de la Policía, El Chipote.

“Nada tengo que ver, me dedico a la compra y venta de celulares, yo únicamente iba conduciendo el vehículo, y no me paré porque ellos (los demás ocupantes) me decían que avanzara”, alegó Picado.

En este operativo, la Policía Nacional ocupó dos armas cortas y un fusil AK, que estaban dentro de la camioneta Tucson. Se presume que con ellas los sospechosos se enfrentaron a las autoridades.

Los “Canda”

Horas después, a las 2:00 p.m., se origina la segunda persecución, esta vez al vehículo Scion, placas M205-972 conducido por José Adán Canda Torrente, de 28 años, quien recibió dos impactos de bala en la cabeza y falleció al ser intervenido quirúrgicamente en el Hospital “Roberto Calderón”.

 

Canda viajaba con su hermano David Canda Torrente, de 30 años, y con Francisco Manuel Incer Ampié, de 32, quienes resultaron ilesos de la balacera, pero en la huída, el vehículo donde iban se volcó en el costado este del parque del Reparto Jardines de Veracruz. Estos dos últimos sujetos están detenidos en El Chipote.

 

Vinculados al narcotráfico

Según la Policía, a la banda de los “Canda” se le adjudican asaltos en el orden de los US$2,000,000 en los últimos dos años y estaban vinculados a grupos neutralizados en la “Operación Sur”

 

Asaltaban bancos

“Mediante un trabajo de inteligencia se le daba seguimiento al remanente de la agrupación los ‘Canda’, quienes ocasionaron pérdidas de US$2,000,000 a los principales bancos del país en los últimos dos años”, dijo el comisionado general Ramón Avellán Medal, subdirector de la Policía Nacional.

“José Adán (Canda) tenía una orden de detención desde el 17 enero, él era parte de la agrupación ‘Operación Sur’; fue acusado por crimen organizado, tráfico internacional de estupefacientes y lavado de dinero. El hermano también tenía orden de detención; fue acusado por los mismos delitos. Aquí se ocupó un revólver”, agregó el comisionado general.

Al lugar de la segunda balacera se hicieron presentes los familiares de los “Canda”, exigiendo ver a Yadira Duarte, de 30 años, esposa de David Canda, y al niño de tres años que supuestamente viajaba en el vehículo, pero las autoridades descartaron esos señalamientos.