•   Ciudad de Panamá, Panamá  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Gobernantes del Sistema de Integración Centroamericana, Sica, buscarán en Panamá este fin de semana reformas para enfrentar el crimen organizado, en una cumbre en la que la Unión Europea concretará su apoyo a la estrategia de seguridad regional.

Los jefes de Estado y de gobierno de Guatemala, Belice, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica, República Dominicana y Panamá están convocados este fin de semana a la cumbre del Sica.

La cita, que se realizará viernes y sábado en la localidad panameña de Buenaventura -150 km al suroeste de la capital- tendrá como invitado especial al presidente de la Comunidad Europea, José Manuel Durao Barroso, quien suscribirá un convenio de ayuda por 14 millones de euros (21 millones de dólares) para combatir la delincuencia en la región.

En la misma cita, Durao Barroso firmará también un convenio bilateral con Panamá por 28 millones de euros para la lucha contra el narcotráfico.

Centroamérica es una de las zonas más violentas del mundo, donde el crimen organizado ha disparado la tasa de homicidios a casi 40 por cada 100,000 habitantes, cinco veces la media mundial y con picos que incluso duplican esa cifra, como es el caso de Honduras.

Por Centroamérica, castigada además por la pobreza, pasa el 80% de la droga -principalmente cocaína- que se consume en Estados Unidos, lo que hace de la región una tierra fértil para el narcotráfico.

En la Cumbre, los presidentes deben decidir si reforman el Sica para crear la Secretaría de Seguridad Democrática, cuyo objetivo sería canalizar los fondos de ayuda internacional -que ahora se gestionan de forma bilateral- y coordinar los esfuerzos de la lucha contra la delincuencia.

"Tenemos la esperanza" de que se apruebe esa Secretaría porque "hay mucho apoyo de ayuda extranjera al problema de la seguridad centroamericana", dijo Núñez.

"Creo que se debe hacer, va a ser rentable, aunque posiblemente haya algún que otro problema de organizacion", añadió Núñez.

Los cancilleres presentarán a los mandatarios los informes en que se detalla la financiación, estructura, organigrama y planes para la constitución de esa Secretaría de Seguridad, cuya creación fue encargada por los propios gobernantes.

Recientemente el secretario general del Sica, Hugo Martínez, aseguró a la AFP que esta Secretaría trataría "todos los aspectos relativos a la seguridad desde el punto de vista integral y no sólo (desde) el combate al crimen organizado".

Centroamérica presentó una estrategia de seguridad en una conferencia celebrada en Guatemala en 2011, cuando la comunidad internacional se comprometió a dar 2.000 millones de dólares a la región, aunque se desconoce cuánto dinero ha sido desembolsado hasta el momento.

Los gobernantes centroamericanos reclamaron este año en San José (Costa Rica) al presidente Barack Obama un mayor compromiso, ya que consideran insuficientes los 500 millones de dólares que Estados Unidos ha destinado a la región desde 2008.

Centroamérica y la Unión Europea, observador del Sica, implementan desde 2013 el primer acuerdo de asociación -cuyos tres pilares son comercial, político y de cooperación- entre las dos regiones.

Está previsto que al final de la Cumbre, Panamá transfiera a República Dominicana la presidencia pro témpore del Sica, que rota cada seis meses entre los países miembros.