elnuevodiario.com.ni
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Centroamérica no respeta las garantías fundamentales, aseguró hoy el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, al presentar un informe que criticó la violencia en la región y destacó el caso del exdictador guatemalteco Efraín Ríos Montt como una muestra "alarmante" de falta de acceso a la Justicia.

El Informe sobre Derechos Humanos y Conflictividad en Centroamérica 2012-2013 del Cenidh indicó que la violación a tales garantías se refleja en la inseguridad, la violencia por razones de género, los obstáculos para el acceso a la Justicia, la crisis del modelo democrático, las desigualdades socio-económicas, la discriminación y el irrespeto a los indígenas, entre otros asuntos.

"Centroamérica no presenta condiciones para el respeto a los derechos humanos", advirtió la representante del Cenidh, Georgina Ruiz, durante la presentación del informe.

La ONG criticó que los gobiernos de la región centren sus esfuerzos en reprimir la inseguridad y la violencia, en vez de prevenirlas.

Según el Cenidh, en 2012 hubo 1.813 feminicidios en Centroamérica, 664 más que en el año anterior.

Los obstáculos en el acceso a la Justicia fueron presentados como otra razón para la vulneración de las garantías fundamentales en América Central.

El caso del juicio de Ríos Montt, quien gobernó de facto entre 1982 y 1983 y está acusado de genocidio, supone, según el Cenidh, una muestra "alarmante" de impunidad y de "la intervención del poder económico" en los asuntos judiciales.

"La postura del sector económico dominante fue que tal cosa (el genocidio) no había pasado en Guatemala, y el juicio (contra Ríos Montt) en sí atentaba contra el Estado de Derecho y contra la justicia a la que toda persona tenía derecho a acceder".

El informe apuntó que, como producto de la crisis del modelo democrático, las autoridades públicas de América Central presentan "intolerancia a la crítica y a la disidencia", de modo que los derechos de manifestación, libertad de expresión, prensa e información, están siendo criminalizados.

La desigualdad social, la discriminación sociopolítica y cultural, la violencia de los criminales organizados y otros delincuentes y la falta de respeto a los pueblos indígenas también son manifestaciones de la vulneración de los derechos humanos en Centroamérica, señaló el Cenidh.

La presidenta del Cenidh, Vilma Núñez, expresó que la violencia contra las mujeres, el narcotráfico, la opresión de los gobiernos, las campañas de desprestigio a medios de comunicación y la criminalización de la protesta social son las transgresiones a los derechos humanos que más preocupan al organismo.