•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El ex canciller de Nicaragua Norman Caldera dijo hoy confiar en que la Corte Internacional de Justicia, CIJ, ordenará a Costa Rica reparar los daños causados al nicaragüense río San Juan, aunque dudó de que esto sea posible, por la dimensión del perjuicio.

"Confío en que la Corte Internacional de Justicia, que es una corte de equidad, no solamente de justicia, también mande (a Costa Rica) a reparar, como lo hizo en Harbour Head", dijo Caldera a periodistas.

La CIJ ha anunciado que mañana viernes se pronunciará sobre medidas cautelares solicitadas por Nicaragua contra Costa Rica, como parte de un juicio por razones de límite entre ambos países.

Previamente la CIJ se pronunció sobre medidas cautelares solicitadas por Costa Rica contra Nicaragua, y ordenó al gobierno de Managua reparar los daños causado en Harbour Head, un humedal de 250 hectáreas en el extremo este de la frontera, que ambos países se disputan en La Haya.

Nicaragua dijo que reparó el daño causado en 150 metros de largo por 20 de ancho en la zona de Harbour Head.

A pesar del optimismo, Caldera, quien fue canciller de Nicaragua entre 2002 y 2007, expresó que "la Corte se las va a ver prietas para decirle a Costa Rica que repare un mal mayor, cuando a Nicaragua rehizo reparar un mal menor".

Los alegatos de Nicaragua se basan en que una carretera costarricense construida a lo largo de 160 kilómetros del borde sur del río San Juan, línea que marca la frontera, causó daños a los ecosistemas del cauce.

El ex canciller también aseguró que el Ejército de Nicaragua hizo bien al negar la entrada a funcionarios costarricenses el martes pasado, cuando intentaban llegar a Harbour Head a través del río San Juan.

"Lo que hizo el Ejército es lo correcto, aplicar la sentencia de la CIJ, que dice que Costa Rica, puede entrar, primero, dando aviso a Nicaragua, y segundo, con Ramsar (organización mundial rectora de los humedales)", señaló Caldera.