•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Nicaragua se está acercando a la aplicación de un nuevo método para la enseñanza de las Matemáticas, gracias al Proyecto de Mejoramiento de la Calidad de la Enseñanza de Matemáticas, Promecem, que es ejecutado desde hace más de 8 años por la cooperación japonesa y que promete cambiar la idea de que esta materia es difícil, y hacerla ver como algo fundamental para la vida.

Prueba de ello es la premiación de cuatro jóvenes estudiantes de magisterio de distintas partes del país, los cuales sobresalieron entre más de 2,000 participantes en un examen que se aplicó en noviembre pasado y que contó con el nuevo enfoque para la enseñanza de esta materia: la resolución de problemas.

Los premiados son Freddy Giovanni Miranda López, del primer año de la Escuela Normal “Miranda Moreno Guadamuz”, de Estelí; María Verónica Rivera, del segundo año de la Escuela Normal “Darwin Vallecillo Quintanilla”, de Chinandega; Julia Nadir Fernández Flores, del segundo año de la Escuela Normal “José Martí”, de Matagalpa; y María José Rostrán Palma, del tercer año de la Escuela Normal de Chinandega.

Rostrán Palma explicó que la enseñanza de las Matemáticas por resolución de problemas propone que el docente plantee una situación didáctica a sus alumnos y deje que estos analicen, reflexionen y razonen las formas de resolverla.

“Pretende que nosotros planteemos un problema donde el niño tenga diferentes formas de hallar la respuesta; claro que el maestro va a ir viendo cómo va trabajando, dándole atención personalizada, pero no tiene que decirle ‘lo vas a hacer así’”, agregó.

Rivera señaló que para eso tienen que superar un obstáculo, que es la metodología con la que les enseñaron las Matemáticas durante la primaria y la secundaria. “Desde primaria el maestro te muestra el método por el cual vas a realizar la operación; si vas a ver suma, el maestro te pone el contenido ‘suma’”, refirió.

“Con este nuevo enfoque nosotros presentamos el problema y el niño tiene que analizar, saber distinguir si es una suma, una resta, una división o una multiplicación, y a partir de ahí, si el niño lo tiene malo, el maestro tiene que hacerle ver más allá, que profundice”, detalló Rivera.

Fernández Flores indicó por su parte que el principal papel que juega el maestro en este nuevo método de enseñanza de las Matemáticas es el de motivar al estudiante, ya que es común que exista miedo hacia esta materia.

En otras materias

La directora de la Escuela Normal “José Martí”, de Matagalpa, profesora Claudia Matus López, aseguró que los beneficios de Promecem ya están trascendiendo a las escuelas de primaria, tanto de modalidad regular como multigrado, ya que desde que se ejecuta se han graduado más de 250 docentes y se ha capacitado a unos 825 en los cursos de profesionalización.

Matus López afirmó que están aplicando el nuevo enfoque de enseñanza en Ciencias Naturales y Ciencias Sociales, y que pronto lo harán en Lengua y Literatura.

 

El proyecto

El proyecto Promecem que tiene como lema “Matemática, ¡mi clase favorita!”, está presente en las ocho escuelas normales del país, y en su primera fase (2006-2011) consistió en la elaboración de guías para docentes, guías para la enseñanza de las Matemáticas y su didáctica, y libros de texto de Matemáticas para estudiantes de primero a sexto grado.

El año pasado comenzó a ejecutarse la segunda fase, cuyas principales actividades son capacitaciones a docentes y el “estudio de clases”, el cual busca que los maestros se capaciten entre sí y en el que se involucra a los estudiantes para que opinen sobre la metodología utilizada, según su coordinador, Kohei Nakayama.

Tomoyuki Oki, representante de la cooperación japonesa en Nicaragua, señaló que consideran importante la cooperación para el cambio de la forma de enseñar las Matemáticas, pues ven que Nicaragua está experimentando un crecimiento económico y al mismo tiempo necesita desarrollo humano en todos los sentidos.