•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Fiscalía nicaragüense solicitó a la Policía Internacional, Interpol, que le informe si los hondureños Josué Caballeros Paz y Carlos Haroldo Zúñiga --presos en Nicaragua por narcotráfico-- están circulados por ese organismo policial internacional.

Esta es la razón que alegó el Ministerio Público al solicitar al juez Séptimo de Distrito Penal de Audiencia de Managua, Abelardo Alvir Ramos, la tramitación compleja del proceso contra los tres extranjeros y cuatro nicaragüenses.

La fiscal de la Unidad contra el Crimen Organizado, del Ministerio Público, dijo que la Fiscalía requiere saber si los tres hondureños están circulados a nivel internacional por la Interpol, en virtud de una orden de captura que podría haber emitido alguna autoridad judicial en su país.

“Si están circulados en su país por algún delito, existe la posibilidad de que una vez dilucidada su situación legal en Nicaragua, sean entregados a las autoridades de su país (Honduras) para que enfrenten la justicia en su país”, explicó la fiscal Karen Beteta.

Al ordenar el juez Alvir la tramitación compleja del proceso, los términos de ley para la duración del proceso se duplican y los acusados pueden pasar hasta un año en prisión preventiva a la espera de sentencia.

Ezequiel Durán, Fernando Contreras, Armando Ramírez y Larry Antonio son los nicaragüenses capturados junto con los tres hondureños el pasado 28 de noviembre, con 148 paquetes de cocaína.

De acuerdo con la acusación presentada por el Ministerio Público y cuyas pruebas le fueron aceptadas para ser presentadas en juicio, los tres extranjeros y los cuatro nicaragüenses se dedicaban a trasegar droga de Costa Rica a Honduras utilizando el territorio nicaragüense como ruta de tránsito.

La ruta utilizada por los presuntos narcotraficantes iniciaba en Soley, Costa Rica, y luego la trasegaban por territorio nicaragüense vía acuática, utilizando para ello la playa El Tamarindo, en San Juan del Sur, Rivas.

Luego la enterraban en una casa en Playa Hermosa, Rivas, desde donde la trasladaban hasta Teotecacinte, Honduras, pasando por Jalapa, municipio de Nueva Segovia, refiere la acusación del Ministerio Público.

 

Sin fecha de juicio

El juez Abelardo Alvir Ramos, aunque aceptó todas las pruebas ofrecidas por el Ministerio Público, no fijó fecha para el juicio donde se decidirá la culpabilidad o inocencia de los acusados, dejando está decisión al juez de juicio.