•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Durante el mes de diciembre, las calles y casas se iluminan con luces navideñas. Aunque estos adornos embellecen la ciudad, tienen un costo asociado que aparece en la factura de la luz del mes siguiente.

Giselle Delgadillo es una joven de Managua que tiene su casa decorada con luces. Ella asegura que el incremento en su factura eléctrica, por el uso de adornos luminosos, será del 20%, pero está dispuesta a hacerlo para “salir de la rutina” y sentir el espíritu navideño.

Zorayda Peña, también iluminó su hogar este mes. “Yo siento que la casa se ve alegre y la alegría nos trae felicidad a nosotros también”, dice. Peña instaló luces LED para disminuir un poco el costo de encender tantas luces durante esta temporada.

“En términos de consumo de energía eléctrica podríamos decir que si estamos bajo el umbral por debajo de los 150 kW por hora/mes e instalamos una serie de iluminación para nuestro árbol de Navidad estamos aumentando el consumo de energía eléctrica en 30 kW hora/mes. Con esto podríamos perder el subsidio (en la tarifa eléctrica) porque sobrepasamos los 150 kW hora/mes y así cada kilowatts hora va a tener su precio real”, explicó Milton Espinoza, responsable del Centro de Eficiencia Energética de Disnorte-Dissur.

El aumento en la factura de quienes recibían el subsidio y durante diciembre sobrepasan la barrera de los 150 kW hora/mes puede duplicarse en algunos casos.