• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Largas filas de usuarios que quieren legalizar su situación sobre el consumo de energía, se han registrado en las diversas oficinas de Disnorte-Dissur, constató El Nuevo Diario en un recorrido.

Este lunes expira el período de 180 días para que los clientes de la empresa distribuidora, TSK Melfosur, solicitaran una amnistía para regular su servicio de electricidad. En caso de no legalizarse, los usuarios tendrán que enfrentar sanciones, multas y hasta tres años de cárcel.

En las oficinas de Rubenia, en Managua, entre la gran cantidad de usuarios están desesperados ya que indican que no hay quien les oriente y señalan además que el número de atención al cliente, el 125, está saturado.

“Vine hasta hoy por pura desidia”, confesó una señora que hacía fila en la sucursal de Portezuelo.

Extender plazo

El representante del Instituto Nicaragüense de Defensa de los Consumidores, Marvin Pomares, consultado por el Canal 100% Noticias, dijo que se debería prorrogar el plazo para la legalización.

“Si el objetivo es que la gente se legalice porque nos vamos a cerrar en que ya no hay plazo. El Ejecutivo puedo decretar tres meses más de plazo”, manifestó.

“Todas las sucursales están atestadas y el personal es el mismo, sin embargo la gente está haciendo fila y es mal atendido”, añadió.