Ernesto García
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La situación legal del empresario Roberto Bendaña empeoró este lunes, al ser acusado nuevamente por el Ministerio Público por una presunta estafa agravada de US$2.2 millones.

En la acusación presentada a la 1:10 p.m. de ayer, la Fiscalía también le imputa a Bendaña la presunta autoría de los ilícitos de estelionato y de gestión abusiva en perjuicio de su cuñado, Álvaro Montealegre Rivas.

Los cuñados Monte-alegre y Bendaña, además del economista Hugo Paguaga, permanecen en arresto domiciliar desde hace tres meses por una presunta estafa millonaria contra las monjas del Colegio Teresiano y contra otras 11 personas.

El fiscal auxiliar Douglas Vargas, quien presentó la segunda acusación contra Bendaña, dijo que la misma está relacionada con el presunto robo de acciones y descapitalización de la empresa “Café Don Paco”, que Montealegre atribuye a su cuñado, y de la que ambos eran socios.

La causa quedó radicada en el Juzgado Quinto de Distrito Penal de Audiencia de Managua, y solo se está a la espera de que el juez, Julio César Arias, programe la respectiva audiencia.