•   Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Para miles de nicaragüenses que residen en Costa Rica, la reapertura del Consulado tico en Managua es una noticia que esperaban con impaciencia, sobre todo los que están haciendo el viaje para pasar la Navidad y el Año Nuevo.

Cándida Sequeira, una esteliana que reside y labora en la provincia de Heredia, y siempre viaja a pasar el fin de año con sus hijos en Nicaragua, dijo que ella estaba preocupada porque su hermana, quien recién viajó a Costa Rica, le dijo que había hecho dos viajes a Rivas para poder conseguir la visa.

“Imagínese, solo porque no llevaba unas fotocopias de unos documentos, en el Consulado de Rivas no le visaron. Es una barbaridad. Yo estaba haciendo cuentas de cuánto iba a gastar en el viaje para visar y pagar el hotel. Dicen que en estos días se hacían enormes filas. Gracias a Dios ya no voy a tener que viajar tan largo”, declaró Sequeira.

Por su parte, Jorge Moncada, originario de Managua, dijo que la noticia de la reapertura del Consulado lo alegra, porque ahora se facilitan los trámites para viajar.

Ahorra gastos y tiempo

“Cuánta gente tuvo que hacer gastos y ocupó tiempo estos meses porque el Consulado estuvo cerrado. Yo me voy antes del 15, y gracias a Dios para visar no voy a tener que salir de Managua”, dijo Moncada.

El Consulado de Costa Rica en Managua no podía abrir desde el 17 agosto, debido a las quejas de los vecinos primeramente en Las Colinas y después en Reparto San Juan, por las filas que se forman y por los negocios ambulantes en las aceras de la sede consular.

Funcionarios de Migración y Extranjería de Costa Rica y de la Embajada tica en Managua calculan que se atenderá al menos mil personas por día en la nueva sede del Consulado, ubicado en Reparto San Juan, del hotel Seminole dos cuadras al norte y media cuadra al oeste; a media cuadra del portón este de la Universidad Centroamericana, UCA.

Una nota del Consulado tico informó que habrá ocho ventanillas para atención de nicaragüenses y tres para atención de costarricenses, con lo que esperan agilizar la atención de los usuarios.

“Que la gente que vive en esos barrios se quejara no era problema de nosotros los migrantes, porque como usuarios pagamos por cada trámite que hacemos. Gracias a Dios se terminó el calvario de viajar hasta Rivas o Chinandega”, dijo Patricia Sosa, una vendedora informal en San José.

En 2012, los tres consulados de Costa Rica en Nicaragua emitieron más de 300,000 visas de turista para ingresar a territorio tico, lo que le generó al Estado costarricense unos 5,000 millones de colones, equivalentes a US$10 millones, según datos de Migración y Extranjería de ese país.