• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Los sindicalistas aglutinados en la Central Sandinista de Trabajadores, CST, se muestran preocupados porque la implementación de la reforma a la Ley de Seguridad Social, la cual entrará en vigencia a inicios del próximo año, podría generar inestabilidad laboral en las empresas.

“Queremos garantía de parte del sector empleador de que no habrá despidos, garantía de que habrá estabilidad laboral”, indicó Roberto González, secretario general de la CST.

Y es que como parte de las negociaciones en torno a la reforma a la Ley de Seguridad Social, el gobierno y la empresa privada acordaron asumir a partir del próximo primero de enero el 1% del aporte a la cuota patronal al INSS, la cual se calcula en C$670 millones.