•  |
  •  |
  • END

Tal como lo publicó EL NUEVO DIARIO, Dora Zeledón, la presidenta de la Asociación de Mujeres Nicaragüense “Luisa Amanda Espinoza”, Amnlae, renunció ante el Consejo Nacional de esa organización por presiones de la primera dama Rosario Murillo.

Zeledón, aunque no menciona a Murillo, manifiesta claramente que Amnlae estaba sometido a chantajes, amenazas y manipulaciones ante las bases sandinistas sobre el perfil del trabajo que realizaba la organización feminista.

“El chantaje, las amenazas, la manipulación y la campaña pública de cuestionar e invalidar el perfil del trabajo de Amnlae, son hechos que violentan la autonomía, lineamientos de estrategia y estatutos de nuestra organización”, afirmó Zeledón.

“Es una injusta situación”

El chantaje y las amenazas a las que se refiere Zeledón, son la toma del Centro de Capacitación “Sacuanjoche”, en Bolonia, y la Casa de la Mujer del Distrito V, por el Movimiento de Mujeres Sandinistas liderado por Isabel Aráuz, quien a su vez es la coordinadora de Amnlae en Managua.

“Con el ánimo de evitar que se tomen por la vía de hecho las demás casas o Centros de Amnlae en el resto del país, y tratar de contribuir a lograr la paz en nuestra organización, por este medio informo que luego de reflexionar y analizar esta injusta situación… pongo mi renuncia…”, señala Zeledón en otra parte de su carta.

Amenazas desde la Secretaría
Las amenazas salieron de una reunión en la Secretaría del FSLN entre Murillo, el coordinador del Consejo Nacional de Planificación Estratégica y Social, Conpes, Gustavo Porras, y 14 de las 16 integrantes del Consejo Nacional de Amnlae, a quienes, según fuentes extraoficiales, la Primera Dama les advirtió que debían pedir la renuncia de Zeledón y cambiar el perfil de Amnlae por algo mucho más cercano al FSLN.

Pese a que algunas coordinadoras de varios departamentos se opusieron, fueron advertidas de que las 60 casas de Amnlae podían ser tomadas igual que las de Managua.

Sorprendentemente, una de las ejecutivas de Managua, quien fue procesada por fraude con fondos de Amnlae y rescatada por Zeledón, fue la más enconada contra su protectora.

En esa misma reunión, Murillo habría manifestado que Amnlae no estaba en la estrategia del FSLN, desde que se negaron apoyar a Ortega en 2006 tras la denuncia de Zoilamérica Narváez.

Asume vicepresidenta
Después de la renuncia de Zeledón, el Consejo Nacional, la máxima autoridad de Amnlae según sus estatutos, se reunió para reacomodar los cargos. De acuerdo con Francisca Espinoza, coordinadora de Amnlae en Jinotega, la vicepresidenta Thelma Espinoza asumirá el cargo de Zeledón, y se integraron como nuevos miembros de la comisión ejecutiva a María Lidia Mejía, diputada del FSLN por Granada, y a Isabel Aráuz.

“No seremos apéndice del FSLN”

Espinoza confirmó la reunión entre el Consejo Nacional de Amnlae y Murillo, donde según ella, la Primera Dama tenía informaciones erradas sobre el trabajo de la organización, lo que dejó al descubierto serias diferencias de criterios.

Según Espinoza, en la reunión con Murillo quedó claro que Amnlae debía seguir siendo autónoma como lo establecen los estatutos, y que por su organización amplia no podían ser un apéndice del FSLN.

En ese sentido, Zeledón exhortó a sus antiguas compañeras a defender los obstáculos que les estaban poniendo y preservar y fortalecer la identidad, autonomía, patrimonio, liderazgo colectivo y los lineamientos de estrategias según los estatutos.

“Seguiré siendo sandinista”

Desde el movimiento que dirige Aráuz se cuestionaba que Amnlae se había convertido en una organización privada que no velaba por las mujeres de los barrios.

“Reafirmo que he sido, soy y seguiré siendo militante de la causa sandinista, y continuaré luchando por las transformaciones estructurales económicas, políticas y sociales en beneficio de los más pobres de Nicaragua y por la implementación de los derechos de las mujeres, jóvenes y familias nicaragüenses”, finalizó Zeledón en el último documento que firmaba como presidenta de Amnlae.