•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El número de peatones fallecidos en lo que va del 2013 suma 200, entre mujeres, niños y hombres, cifra considerada como "gravísima" por el jefe de la Dirección de Tránsito de la Policía Nacional, comisionado mayor Roberto González Kraudy.

Según un reporte anterior de la Dirección de Tránsito de la Policía Nacional, de enero al 17 de diciembre de este año se registran 165 peatones fallecidos.

“Ya van 200 (peatones fallecidos), lo que representa una situación gravísima para el país”, expresó el comisionado mayor González Kraudy, al ser consultado por El Nuevo Diario sobre el tema.

La Dirección de Tránsito registra 21,276 accidentes que dejaron como resultado 375 muertos; 210 entre motociclistas y conductores de automóviles y 165 peatones. Además, resultaron 214 personas lesionadas, en el periodo de enero al 17 de diciembre.

La cantidad de peatones fallecidos y la preocupación expresada por la Policía Nacional coincide con los planteamientos hechos por especialistas en urbanismo, con relación a que cuando comenzó el desarrollo urbanístico de las ciudades como Managua, no se pensó en garantizarle el espacio a los peatones, además de que las aceras están llenas de obstáculos.

La situación es peor en ciertas zonas donde las vías son utilizadas para conducir a alta velocidad y el cruzarlas requiere demasiado riesgo para las personas que se movilizan a pie.

Peligro en la Norte

Pobladores de diferentes barrios de Managua comparten el criterio de que hacen falta condiciones para que los peatones circulen con mayor seguridad por las calles.

Además de vías de alta velocidad como la Carretera a Masaya, también está la zona de la Carretera Norte, donde cruzarla a pie representa poner la vida en riesgo cada vez que se intenta.

Francisco Serrano, un poblador del barrio Camilo Chamorro, quien este fin de semana se aventuró a cruzar la Carretera Norte cerca del Aeropuerto Internacional “Augusto C. Sandino”, dijo que hace falta mayor conciencia por parte de los conductores, “porque le echan el vehículo al peatón”.

Agregó que es necesaria la instalación de semáforos peatonales y el control policial en puntos de mayor riesgo, como la Carretera Norte.

Lorena Alvarado, otra habitante de Managua que arriesgó su vida ayer al intentar cruzar la Carretera Norte, reconoció que la seguridad peatonal “esta pésima… sería bueno que pusieran un par de policías, porque a veces hasta ladrones hay”.

Alvarado dijo que a diario expone su vida al peligro pues las calles no prestan las condiciones, y los conductores “en su mayoría son odiosos”.

“Pienso que deberían poner pasarelas, porque puede haber cualquier accidente y uno anda de compras y más con los niños”, dijo otra ciudadana que se desplaza a pie por las peligrosas vías de Managua.

Solo para vehículos

El ingeniero Edmundo Zúniga valoró que Managua después del terremoto de 1972 dejó de ser una ciudad amable con los peatones y se convirtió en una ciudad destinada exclusivamente para el tránsito vehicular.

Zúniga añadió que en la capital no existen estructuras propias para el desplazamiento seguro de los peatones.

“En diversos puntos de Managua ni siquiera existen aceras, y urge de un plan para dar respuesta en este sentido a la ciudadanía”, expresó.

Según las consideraciones de Zúniga, se dan algunas situaciones que agravan el problema para los peatones, como la falta de educación vial, que se demuestra en el hecho de que los conductores de vehículos no respetan al que anda a pie.

Señaló, además, que mientras en otras ciudades del mundo existen cruces peatonales subterráneos, Managua cuenta con puentes peatonales disfuncionales que no prestan condiciones para las personas mayores y por carecer de vigilancia se vuelven puntos peligrosos para la seguridad ciudadana, porque en ellos actúa la delincuencia.

 

Urge planificación

El ingeniero Edmundo Zúniga considera que debe haber una planificación de la ciudad para crear espacios peatonales, pero que no ve preocupación por parte las autoridades y pese a que hay propuestas “no pasan de ser propuestas”.

Zúniga dijo que es necesario valorar qué estructuras y diseños son propicios de instalar para que los peatones circulen con seguridad por la ciudad, y que urge la planificación y destinar recursos a dichas estructuras.