•   Bluefields, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un encuentro entre hermanos. Así se calificó la reciente visita de Ángela Brown Burke, alcaldesa de Kingston, capital de Jamaica, a Bluefields, para establecer un convenio de cooperación mutua entre las dos ciudades caribeñas a fin de estrechar las relaciones que se vieron interrumpidas hace 119 años por la coyuntura histórica política del país.

Antes de la anexión forzada de la Mosquitia a Nicaragua en 1894, hace 119 años, Bluefields y Jamaica mantenían estrecha relación económica, cultural y política; tanto así, que los edificios emblemáticos en Bluefields fueron construidos por un eminente arquitecto de esa isla del Caribe.

Karla Martin, alcaldesa de Bluefields, dijo que estaban satisfechos de recuperar la relación porque están unidos por la sangre y la cultura. “Hoy es un día histórico para nuestra región, es un día de fiesta, porque estamos abriendo otra época en la que recuperamos los lazos que nos unen con Jamaica, nuestro pueblo hermano”, dijo Martin, señalando que su abuela es originaria de Jamaica y su abuelo, de las Islas de Gran Caymán.

Comité de hermanamiento

La alcaldesa dijo que el hermanamiento con Kingston es para explorar todos los campos de la cooperación. “Vamos a explorar las oportunidades de mutuo beneficio para compartir experiencias y mejores prácticas en los campos de las artes y cultura, deportes, educación, salud, seguridad, turismo, desarrollo económico y cooperación política”, dijo Martin, tras señalar que a partir de ahora se fortalecerán las relaciones étnicas del pueblo afrodescendiente del Caribe.

El convenio contempla colaborar en el fortalecimiento de la cultura afrodescendiente e indígena del Caribe, crear oportunidades para fortalecer el comercio, inversión y turismo; promover intercambios regulares y vínculos entre las escuelas, universidades, organizaciones culturales y deportivas, asociaciones profesionales, empresas e instituciones de gobierno; establecer un Comité de Hermanamiento Kingston-Bluefields, con el mandato de llevar a cabo el Convenio de Hermanamiento.

Historia emblemática

Hodgson también dijo que antes de la anexión de la Mosquitia, Bluefields y Jamaica mantuvieron una fuerte relación comercial por más de 261 años. “Manteníamos relaciones con Jamaica desde antes de 1633 que estaba el auge de la comercialización de esclavos, eran tiempos en que muchos hijos de costeños se iban a estudiar a las mejores escuelas de Jamaica; muchos recordarán a Mr. James Cutbert, quien llegó de Jamaica a Bluefields en 1893 y fue quien dirigió la construcción de la emblemática Iglesia Morava, el palacio del rey Mosco, que ocupa hoy la Policía Nacional, y el edificio que hoy ocupa la casa del Gobierno Regional; pero con la anexión, encabezada por José Santos Zelaya y Rigoberto Cabezas, Mr. James, junto a otros notables ciudadanos, fue desterrado; muchos de ellos murieron después, pero allí en Laguna de Perlas están los Cutberth, los descendientes de él”, dijo Hodgson, señalando que “a muchos no les gusta que digamos esto, pero ya sabemos que la incomprensión del presente es por el desconocimiento del pasado”.

 

Libertad imparable

Por su parte, el embajador de Nicaragua en Jamaica, David Macfields, dijo que la historia era agria, pero es real. “Nosotros no tenemos culpa de ser descendientes de esclavos, por eso hoy que estamos en una gran liberación cultural, liberación que nos permite restituir nuestros derechos, pese a las voces negativas de quienes se oponen a la unidad de nuestros pueblos, les queremos decir, les queremos gritar, que esta revolución de libertad ya nadie la para, y nuestros pueblos están recobrando su dignidad”, dijo Macfields.

La alcaldesa de Kingston fue recibida por el Concejo municipal de Bluefields, grupos culturales y pobladores que asistieron al acto de recepción celebrado en la Alcaldía.