•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los altos índices de mortalidad registrados en lo que va del año a causa de accidentes de tránsito, en los que gran parte de las víctimas son peatones, se producen mayormente a causa de malas prácticas por parte de los conductores de vehículos y de los transeúntes mismos, afirmó el subcomisionado Sergio Navarrete, jefe de Investigación de Accidentes.

Navarrete informó que a nivel nacional, de enero al 30 de noviembre se registraron en el país 21,279 accidentes de tránsito, con un registro de 521 fallecidos, 171 de ellos peatones. Esto significa que en el 32% de los accidentes de tránsito se vio involucrado un peatón.

El director de Tránsito de la Policía Nacional, Roberto González Kraudy, dijo a END que a la fecha se registran 200 peatones fallecidos, a la vez que reveló a la agencia EFE, que hay un total de 25,933 accidentes de tránsito, con 555 muertos y 4,473 lesionados en lo que va del año.

El subcomisionado Sergio Navarrete identifica como uno de los grandes problemas, el hecho de que el peatón no toma consciencia de la peligrosidad de las calles.

“El peatón no toma consciencia de que debe cuidarse; desde que está en la calle está expuesto al riesgo de un accidente, y no es que no haya dispositivos de seguridad”, apuntó Navarrete.

Agregó que entre otras faltas cometidas por parte de los peatones, están el no cruzar la calle por las intersecciones, por los cruces peatonales o usando los puentes peatonales.

Señaló, además, que los transeúntes fallan al cruzar en diagonal la calle, pues la ley dice que el peatón debe cruzar en línea recta, sin detenerse a mitad de la calle.

Otra práctica nociva, según Navarrete, es que muchas personas asaltan la pista sin precaución.

“Podemos decir que el peatón en Nicaragua como que torea los vehículos”, aseguró el funcionario de Tránsito.

Línea amarilla no es garantía

En Managua el mayor índice de muertes a causa de accidentes se registra en la zona urbana, aquí se identifica como un problema muy sensible el hecho de que los peatones se confían de la línea amarilla en el centro de las calles, añadió el subcomisionado Navarrete.

Explicó que la línea amarilla no da protección ni confiere ningún derecho a la persona que se para en ella, pues no es un área peatonal.

Esta actitud por parte de los transeúntes es considerada por Navarrete como “una actitud de irresponsabilidad contra su vida… se exponen al riesgo de sufrir un accidente de tránsito”.

Conductores irresponsables

Otro hecho señalado por el alto cargo de la Dirección de Tránsito, es la irresponsabilidad y falta de consciencia por parte de algunos conductores, que en muchas ocasiones pudiendo evitar impactar a un peatón, no aminoran la velocidad y argumentan que “se me cruzó de pronto”.

Navarrete indicó que en muchos casos la investigación policial ha demostrado que el transeúnte estaba a 200 metros o más del vehículo y pudo evitarse el impacto en contra de su humanidad.

“Si un conductor ve que se cruza una vaca o un caballo, baja la velocidad desde que ve el cuadrúpedo a la orilla del camino… (pero) ve al peatón y no se inmuta”, añadió.

Señaló también el caso de peatones que deambulan por las carreteras en estado de ebriedad y pierden la vida por imprudencia.

 

Ayudar a protegerse

El subcomisionado Sergio Navarrete, jefe de Investigación de Accidentes de la Dirección de Tránsito, declaró que la fuerza policial destina medidas para atenuar el riesgo de accidentes con atropello de peatones, “pero si la gente no entiende, no asimila que tiene que cuidarse, no habrá fuerza humana ni técnica capaz de protegerlos”.

Agregó que no es la medida pecuniaria ni la sanción administrativa, ni la sanción penal, lo que va a dar seguridad en el país, sino un cambio de actitud de los conductores y transeúntes en la vía.