•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Dos personas muertas, una lesionada e incalculables daños materiales dejó el accidente de un camión cisterna que esta madrugada se descarriló e impactó contra una vivienda en el sector conocido como La Habana, zona de Santa Cruz, a 13 kilómetros al sur de la ciudad de Estelí.

Las víctimas mortales fueron identificadas como Maryling Yessenia Ampié Lanuza, de 21 años, y su hijo Justin Fanuel Lovo Lanuza, de 18 meses, según confirmó el comandante José Ramón Montano Blandón, jefe de la Dirección General de Bomberos de Estelí, quien junto con un grupo de especialistas en rescate y salvamento se presentó al lugar minutos después de la tragedia.

Mientras tanto, los cruzrojistas estelianos brindaron los primeros auxilios a Juniors Fanor Lovo Miranda, de 24 años, quien resultó con golpes en todo su cuerpo y tuvo que ser trasladado al hospital regional San Juan de Dios.

Sin carga

La cisterna que circulaba de sur a norte, tiene una capacidad  para transportas 12 mil galones de gas licuado y según los bomberos, el pesado automotor no viajaba cargado porque de lo contrario la tragedia hubiese sido mayor.

Thelma Rodríguez, médico forense, señaló que las víctimas perecieron por asfixia mecánica. Madre e hijo quedaron prensados entre una maraña hierros retorcidos, pedazos de techo, madera y otros objetos destruidos desde donde fueron sacados por parientes.

Las autoridades policiales junto a los bomberos han resguardo el área y no permiten el acceso de personas conforme a las normativas de manejo de materiales peligrosos.

El conductor de la cisterna, que se dio a la fuga y permanece desaparecido, no ha sido identificado.

La Policía, los bomberos y cruzrojistas realizaron varios rastreos por la zona, inclusive por unas alcantarillas próximas al sitio, y no encontraron indicios sobre la dirección que pudo haber tomado el conductor de la cisterna.


Los hechos ocurrieron exactamente a la altura del kilómetro 135 de la carretera Panamericana Norte.

Papeles

De acuerdo a las hojas de ruta o de embalaje llenadas y encontradas en la cabina del pesado vehículo, el conductor sería un señor de iniciales E.J.M.L. (omitimos el nombre para no afectar su imagen) que se presentó a El Nuevo Diario y aseguró que él no conducía el automotor.

E.J.M.L. dijo que él terminó su relación con la empresa de carga desde el pasado 21 de diciembre. Demostró lo anterior, mostrando carta original de un acta de acuerdo y compromiso del fin de su vínculo con la empresa.