•   Cárdenas, Rivas  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La Policía Nacional de Rivas continúa investigando el asesinato de los hermanos Benjamín Enrique y Juan José Zúniga Bonilla, de 28 y de 26 años, respectivamente, cuyos cuerpos sin vida fueron encontrados la mañana del pasado martes 24 de diciembre --tras varios días de desaparición--, en la comunidad de Tirurí, en Cárdenas, en avanzado estado de descomposición, con signos de violencia y golpes, los cuales se consideran como la causa directa de la muerte de ambos.

El comisionado mayor Sergio Gutiérrez Espinoza, jefe departamental de la Policía de Rivas, dijo a El Nuevo Diario que hasta ayer no había nadie detenido como responsable de este doble asesinato, pero que las investigaciones marchan por buen camino y que trabajaban con todas las posibles versiones existentes sobre el atroz asesinato.

Investigan en tres direcciones

En este sentido, el jefe policial manifestó que trabajan sobre dos posibles causas: una de ellas, que el hecho este vinculados a delincuentes que operan en la narcoactividad, y otra, que les hayan dado muerte por viejas rencillas personales. Asimismo, dijo que hasta el momento en las investigaciones no están descartando el móvil del robo, pero que estas están centradas en las dos primeras opciones.

Extraoficialmente se conoció que había detenidos como responsables del asesinato de los hermanos Zúniga Bonilla, no obstante, esta versión fue categóricamente negada por Gutiérrez Espinoza.

“No se ha detenido a nadie…, estamos investigando, no podemos detener a nadie si no encontramos vinculación directa con el hecho, pero las investigaciones están muy próximas al esclarecimiento del caso”, recalcó el jefe policial.