•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Tradicionalmente, los managuas se juntan en sus barrios para recoger materiales de desecho y armar sus “viejos” explosivos, los cuales a la medianoche del 31 de diciembre son quemados, como un símbolo del adiós al año que se va. Este año, los “viejos” explosivos pasaron a ser un producto que se ofrece en los puestos de pólvora a precios que oscilan entre C$550 y C$1,000. Lisandro Roque / END